lunes, 11 de mayo de 2020

CONOCE LA CIUDAD DE CASTELLÓN DE LA PLANA


Castellón no es una gran capital, ni siquiera tiene un gran pasado. Aunque se han encontrado restos de antiguas civilizaciones: piezas del calcolítico, fenicios e ibéricos. Desde la época greco-romana se tienen noticias de una población llamada Castalia, entre Sagunto y Tortosa, con una descripción del lugar que bien podría ser la ubicación de nuestro castillo. De hecho, Castellón se trasladó a mediados del siglo XIII desde el Castell Vell a la Plana, entre otras cosas para que sus pobladores tuvieran buenos cultivos. Siguen habiendo muchas alquerías antiguas repartidas por el extrarradio, es una ciudad con gran tradición de labradores. La estrella: la naranja. La continúan vendiendo los propios agricultores las mañanas de domingo en la plaza Fadrell o en los mercados (los lunes en el recinto ferial, junto a Carrefour). Ya sabes: de la huerta a la mesa.

Pero no nos vamos a meter mucho en historia que para eso tenemos la Wikipedia y otras fuentes ;-)
Os voy a indicar lo que considero que es lo mejorcito de Castellón de la Plana para conocer esta ciudad.


  • Sus fiestas fundacionales.
Las fiestas de la Magdalena se viven en la calle. No te hace falta pertenecer a ningún tipo de asociación ni nada parecido. Las fiestas las disfrutamos todos (locales y visitantes) y los actos son gratuitos.


Declaradas de Interés Turístico Internacional, comienzan el tercer sábado anterior al domingo de Resurrección. No te puedes perder el Pregó, la Romería de les Canyes, mascletás, castillos de fuego, bailes, desfiles, orquestas y Dj´s en todas las plazas, conciertos, circo, teatro, el Coso Multicolor, animación por las calles, el Mesón del Vino, el de la tapa y la cerveza, y un largo etcétera de eventos. Os aseguro que si venís, repetiréis.
 
  • Plaza Mayor.
Esta plaza fue en inicio el lugar en el que se ubicaba un cementerio y es curioso cómo se ha convertido en el centro neurálgico de Castellón. Destacan varios edificios como el Ayuntamiento con la escalera de mármol blanco en su interior, el Mercado Central con preciosas fuentes con azulejos, la Concatedral de Santa María y el Fadrí, símbolo de la ciudad. El Fadrí (“el Soltero”) es un campanario a pocos metros separado de la Catedral que incluso llegó a ser cárcel. Podéis subir y disfrutar de sus vistas. Justo debajo está la Oficina de Turismo donde podéis reservar plaza para subir. A la derecha de esta oficina está la Lonja del Cáñamo que actualmente pertenece a la Universidad.

  • Calles del centro.
Aquí os sugiero alzar la vista, pues hay fachadas verdaderamente bonitas que a veces pasamos por alto incluso los que somos de aquí. Un recorrido que pase por la calle Enmedio, la Avenida Rey Don Jaime con el emblemático instituto Ribalta, el edificio estilo mudéjar de Correos y Telégrafos, la Plaza Huertos Sogueros con su colorida escultura-fuente de Ripollés, la Farola (yendo al Paseo Ribalta), la Puerta del Sol donde está el precioso edificio modernista del Casino Antiguo y continuar bajando hasta la Plaza de la Paz donde encontramos el Teatro Principal y el Kiosko.

Lonja del Cáñamo, Plaza de la Pescadería, Huertos Sogueros y edificio de Correos.

Calle abajo, llegas a la plaza Fadrell y si os gusta la pintura, os recomiendo entrar en la Iglesia de San Vicente Ferrer y encontraréis una "capilla sixtina" que es poco conocida incluso para los castellonenses.
Desde la Oficina de Turismo salen visitas gratuitas para las que sólo tenéis que apuntaros.


Plaza de la Paz

  • Museo Etnológico Municipal
En la calle Caballeros se sitúa este museo que puedes visitar gratuitamente. Encontrarás utensilios de labranza, cotidianos, trajes, juguetes antiguos, exposiciones y es el lugar donde se guardan los gigantes y cabezudos.
En esta casa se firmaron las “Normes de Castelló”, bases para la ortografía valenciana en 1932.


Castellón cuenta con otros museos como el de Bellas Artes, el Espacio de Arte Contemporáneo, de Historia Militar o el Museo del Mar. 

  • Refugio Antiaéreo
En la Plaza Tetúan, justo detrás del edificio de Correos ha sido recientemente abierto uno de los 42 refugios antiaéreos que hubo en Castellón durante la Guerra. Puedes recorrerlo a tu aire y ver el audiovisual con testimonios reales. Saldrás por la Avenida Rey Don Jaime. La entrada es gratuita. Horario: de martes a sábado de 16 a 19h.
Domingos de 10 a 14h.


  • Avenida del Lidón y Basílica de su Virgen
El paseo empieza en la Plaza María Agustina, en la que se encuentra un ficus centenario con un macetero que tiene los escudos en azulejo de los partidos judiciales de Castellón en azulejo. En la misma plaza destacan dos edificios: la Capilla de la Sangre y el edificio del Gobierno Civil (detrás del cual hay una plaza con restos de muralla).


De aquí sale la Avenida del Lidón, donde encontramos al gigante Tombatossals, la escultura en hierro más alta de Europa con 20 metros y 20 toneladas de peso. Cerca hay estatuas de otros gigantes compañeros de leyenda, la cual está escrita a sus pies. Seguimos hacia la Basílica bajo la sombra de los árboles del paseo. A medio camino, se encuentra el monumento a Perot de Granyana con los bueyes, el labrador que encontró la imagen de la Virgen en el lugar en el que se construyó la basílica a la patrona de la ciudad en el año 1366.


¿Sabías que Castellón tiene más de 110 esculturas urbanas repartidas por toda la ciudad?
En el interior de la Basílica se exponen mantos de la Virgen, pinturas y piezas de orfebrería. La pequeña Virgen de alabastro mide 6 cms. y está dentro de otra imagen más grande.


  • El Paseo Ribalta
Es el pulmón de la ciudad y uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Hay zonas como el estanque, la rosaleda, la Pérgola, el Templete de la música, el paseo con bancos revestidos de azulejos, un palomar y muchos rincones repletos de encanto. Es un gran jardín botánico de gran valor con más de 450 especies.


Otros parques urbanos: Parque de Rafalafena, Parque del Auditorio (ambos por la Avda. del Lidón), Parque Geólogo José Royo Gómez (conocido como Parque del Lago), El Pinar (en el Grao), Parque Pont de Ferro, Jardín de los Sentidos (Universidad).
  • Puerto Azahar
Este es uno de los paseos más bonitos que puedes dar en Castellón. La zona tiene una gran oferta gastronómica donde degustar los excelentes arroces, la fideúa, los pescados y mariscos.
Conoce la antigua lonja de estilo árabe que suele albergar diferentes exposiciones y acercarte a ver los barcos del puerto deportivo o los pesqueros a su llegada.


  • Desierto de las Palmas
Las mejores vistas de la Plana están en el Desierto de las Palmas. No es un desierto como tal, sino un lugar de retiro espiritual al que los carmelitas descalzos designan este término.
Os propongo visitar el Monasterio de carmelitas descalzos con un pequeño museo y algunas lápidas. El viejo monasterio está un poco más adelante, pero sufrió un incendio y fue trasladado.
Junto al mirador del viejo monasterio hay un restaurante donde preparan uno de los mejores carajillos de Castellón (típico café con ron/coñac/… quemado, que inexplicablemente aún no cuenta con D.O.)


Existen muchas rutas senderistas que discurren por este valioso paraje natural y pasan por ruinas muy
interesantes y pequeñas ermitas.

  • Ermita de la Magdalena y Castillo
Este Castillo fue el origen de la capital y de su nombre, de origen musulmán, se construyó sobre ruinas romanas. Junto a esta fortaleza defensiva se encontró una necrópolis musulmana con restos de 18 sepulturas.
Hasta aquí llegan cada año los castellonenses en romería para conmemorar la fundación de la ciudad durante sus fiestas de La Magdalena. La ermita se encuentra a los pies del Castillo desde donde tenemos vistas a toda la Plana.


  • Playas
Castellón tiene tres playas: la playa del Pinar, la del Gurugú y la del Serradal. La calidad de sus aguas, sus servicios e instalaciones las hacen merecedoras de la bandera azul.
No hace falta venir en verano para disfrutar de sus playas, cualquier temporada es buena para disfrutar de un día soleado. Puedes recorrer sus 4 km. de playas usando las bicicletas públicas que encuentras en distintos puntos de la ciudad.


  • Planetario y Centro de Interpretación de las Islas Columbretes.
El Planetario guarda diferentes espacios que sorprenderán a grandes y pequeños. Proyecciones, exposiciones, ciencia y el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de las Islas Columbretes.
Justo detrás está El Pinar, una zona de esparcimiento con barbacoas, mesas de picnic y columpios.



Castellón también resulta un buen lugar para utilizar como base y conocer los lugares más interesantes de la provincia. Pueblos como Peñíscola, Morella, Villafamés pertenecen a la red de Pueblos Más Bonitos de España. Pero además os recomiendo visitar Culla, Onda y las Cuevas de San José en Vall d´Uxó donde podrás navegar por el río subterráneo más largo de Europa.
Si te quieres acercar a la ciudad de Valencia estamos apenas a 60 km y en tren hay muy buena comunicación.

Otros lugares de interés en la provincia:

- Vía Verde Benicassim - Oropesa del Mar
- Morella con niños
- Peñíscola, un balcón al Mar Mediterráneo

jueves, 26 de marzo de 2020

Almodóvar del Río y su castillo


En nuestra corta visita a Córdoba reservamos dos noches en un apartamento de este bonito pueblo por Booking (tenéis enlace desde el banner), a tan sólo 22 km de la capital.
Todos los que nos seguís sabéis lo que nos gusta un castillo, pues os diré que este es espectacular. 
Ya cuando vas llegando con el coche se divisa su silueta en lo alto de un cerro. Os aconsejo dejar el coche en el parking que hay en la falda de la montaña y subir hacia la derecha por un camino que rodea el castillo y desde el que se obtienen estupendas panorámicas al valle del Guadalquivir. Este camino no es accesible a carros, pero hay una carretera asfaltada. Por esta carretera se puede subir en coche de lunes a viernes, aunque hay menos plazas de aparcamiento, los fines de semana el acceso se hace con microbús por 1 euro. 


En el castillo rodaron algunas escenas de la 7ª Temporada de la serie "Juego de Tronos" (debo ser de las pocas personas que no la han visto), ya que era al mismo tiempo dos reinos:  Altojardín, el asentamiento de la Casa Tyrell y las mazmorras del Reino de Roca Casterly. En cada uno de esos lugares hay un panel con la foto de la serie explicando de qué escena se trata. Podéis ver una sala con los trajes que se utilizaron para el rodaje. Otras de las torres tematizadas son la del Homenaje con 33 metros de altura, la mazmorra y el armero. 




Se realizan muchas actividades: almuerzos medievales, entrenamientos de combate, recreaciones, visitas teatralizadas, eventos, visitas guiadas o por tu cuenta. Os aconsejo que visitéis antes la web oficial para que no os pase como a nosotros que llegamos justo cuando finalizaba una visita teatralizada. 


En las torres Cuadrada y Redonda se emiten continuadamente videos explicativos sobre la historia del Castillo y su reconstrucción.


LEYENDA DE LA PRINCESA ZAIDA

Corría el año 1091 cuando Córdoba se veía amenazada por las tropas cristianas en su reconquista de la Península Ibérica. Decidieron pedir ayuda a los guerreros almorávides del norte de África. Éstos en lugar de ayudarles, aprovecharon para intentar arrebatarles la taifa de Córdoba.
El príncipe Fath - Al Mamum antes de enfrentarse en la cruel batalla, mandó refugiarse a su esposa Zaida y su familia al castillo de Almodóvar del Río, pensando que allí estarían más seguros.

La noche del 28 de marzo, la princesa despierta sobresaltada presintiendo que algo malo acababa de suceder. Efectivamente, su amado había muerto en la batalla.
Al día siguiente los almorávides conquistan el castillo y es encerrada en la mazmorra donde acaba muriendo de pena.
Monumento a la Encantá
Desde entonces se cuenta que cada 28 de marzo aparece gimiendo y esperando que su príncipe regrese.

El fin de semana más cercano a esta fecha se celebra el Zoco de la Encantá, donde el pueblo regresa a la época árabe, ponen un mercadillo y se realizan representaciones para recordar la figura de la princesa Zaida.

HISTORIA 

Su historia esta marcada por huellas de las distintas civilizaciones que pasaron desde el paleolítico hasta nuestros días. La inmejorable situación junto al río Guadalquivir, en aquellos tiempos navegable, hizo que aquel primer poblado íbero prosperase y desarrollase en la época romana una importante industria alfarera donde se fabricaban las ánforas que transportaban aceite hasta Roma. De aquella época quedan los restos del Portus Romano en la orilla del derecha del río.

En el año 740 los árabes construyen la fortaleza militar vinculada al Califato de Córdoba, para pasar en años posteriores a la Taifa de Carmona, la de Sevilla y acabó dependiendo de la Corte almohade de Sevilla.
En 1240 se entrega al Rey Fernando III "El Santo" y a partir de entonces se realizan diferentes ampliaciones mientras pasa por manos de distintos reyes como Alfonso X, Pedro I, Enrique II y Alfonso XI.
Felipe IV vendió la villa en 1629 a don Francisco del Corral y Guzmán, caballero de la Orden de Santiago, por lo que acabó siendo señorío.

 

QUÉ VER
Fuente de la Plaza Juan Merinas

Repartidos por el casco urbano hay monumentos que hacen referencia a la Leyenda de la Encantá, al Aceite Carbulense, a la Gastronomía Popular y a la Fiesta de San Juan. Podemos encontrar pinturas, esculturas y algunas fuentes como la de la Plaza Juan Merinas que teníamos muy cerquita de nuestro apartamento. Esta fuente esta dedicada a la Virgen de Fátima y abastecía de agua a la población antes de que llegase el agua corriente a las casas.

El Antiguo Hospital de Ntra. Sra. de Gracia y Capilla es otro de los lugares con historia. En la actualidad es un colegio, pero atendía a pobres y transeúntes desde antes de 1461. Recogía niños huérfanos, daba dotes a las doncellas más pobres para su casamiento y otras actividades de carácter benéfico. De 1916 a 1959 fue colegio convento para niñas pobres.

Capilla Ntra Sra. de Gracia y al fondo el Castillo
El Ateneo Popular es una de las casas señoriales y perteneció desde 1777 a la familia Natera. En la actualidad sirve como espacio para promover la cultura en la población y tienen lugar muchas actividades y eventos para su divulgación.
Biblioteca Municipal, el edificio fue construido en 1752 y funcionó como ayuntamiento y cárcel municipal hasta la década de los 80. En 1990 se abre como biblioteca.

A la izquierda el Ateneo y en frente la Biblioteca Municipal.

En el Antiguo Mercado de Abastos se ubica la Exposición Arqueológica, de entrada gratuita que permanece abierta sólo por las mañanas.
El Portus, antiguo embarcadero romano del que hemos hablado anteriormente se puede ver a orillas del Guadalquivir. 
Otras exposiciones que hay en el pueblo son de taxidermia, etnológica, de máquinas de coser y carteles de toros y talleres de cerámica, escultura y mosaico romano. Si estáis interesados, podéis concertar visitas en los teléfonos de contacto que se facilitan en la web del ayuntamiento.
Existen tres rutas temáticas: la GR-48 por Sierra Morena, Ruta Bética Romana y Ruta Taurina Valle del Guadalquivir.
La zona es muy completa, puedes realizar actividades y deportes acuáticas en el Embalse de Breña II y disfrutar en verano de su playa fluvial.
Estoy segura de que disfrutaréis de su entorno natural tanto como del pueblo. 



domingo, 23 de febrero de 2020

En Sevilla no bastan dos dias (Parte II)


El día anterior lo pasamos viendo los destacados monumentos de Sevilla: la Giralda, la Catedral, el Alcázar y paseamos por sus calles principales y comerciales hasta llegar al lugar donde encontramos Metropol Parasol, más conocido como las Setas.
Hoy, más tranquilos, llegamos hasta la Plaza España. Construida para la Exposición Iberoamericana de 1929 por el arquitecto sevillano Aníbal González (autor también de la Plaza América y sus tres pabellones), se ha convertido en uno de los puntos turísticos más visitados en la ciudad. No os perdáis detalle de sus azulejos, techos, cerámica y buscar el banco de vuestra provincia para haceros la típica foto.


La plaza está muy animada y os aconsejo dedicarle la mañana junto al Parque de María Luisa. Estos jardines pertenecían al Palacio de San Telmo hasta que la infanta Mª Luisa de Borbón los donó a la ciudad inaugurándose en 1914 como el primer parque urbano de la ciudad.
Cerca de aquí y dirigiéndonos hacia el río Guadalquivir, encontramos edificios tan singulares como el Teatro Lope de Vega, el Hotel Alfonso XIII, que también se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana, la Universidad (Antigua Real Fábrica de Tabacos) y el Palacio de San Telmo (ahora sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía) y nos llamó mucho la atención con sus doce hombres en piedra en lo alto. Se trata de doce sevillanos ilustres, os dejo este interesante video por si queréis saber más.


Cruzamos los Jardines de Cristina y encontramos por casualidad el monumento que Sevilla dedicó a la Duquesa de Alba.

Por esta zona hay muchos restaurantes y nosotros comimos en una terraza de la calle Almirante Lobo desde donde veíamos la Torre del Oro.
La Torre es hoy museo naval y un estupendo mirador al Guadalquivir. La entrada cuesta 3 € y abre sólo por la mañana hasta las 14h. Los lunes la visita es gratuita.
No olvidemos la relevancia de la ciudad y su puerto fluvial durante más de 200 años como base de operaciones ultramarinas en el Atlántico y Pacífico. Sevilla se convirtió en una de las ciudades más importantes en aquellos tiempos dejando un gran impacto reflejado en edificios administrativos, religiosos y civiles de gran envergadura.


Cuentan que se denomina Torre del Oro porque estaba recubierta de azulejos que brillaban con la luz del sol o que Pedro I guardaba tesoros en ella. La realidad es que en el año 2005, se averiguó que brillaba por la mezcla de cal y paja prensada. De origen almohade, formaba parte de la muralla sirviendo de defensa del puerto y de las Reales Atarazanas (antigua fábrica de barcos que espera abrir este año 2020), situadas en el barrio El Arenal.
Hacia allí nos dirigimos, no sin antes pasar por la Real Maestranza de Sevilla, una maravilla con esos tonos que para mí son el color especial de Sevilla. Caminamos por detrás de la plaza de Toros descubriendo este precioso  paseo y llegamos a una glorieta donde se levanta una cruz que cuenta la siguiente historia: " En el siglo XVI Sevilla, centro de confluencia mundial y puerta de entrada de las riquezas que subían por el curso del Guadalquivir, fue punto de partida de la hazaña marítima más importante de la historia del hombre: la primera vuelta al mundo. En 1649 quedaron enterrados en este entorno, llamado Monte del Baratillo marineros, pescadores y vecinos del Arenal que perecieron debido a una epidemia de peste. Existía en él esta cruz que se conmemora, convirtiéndose en un lugar de culto y devoción que dio origen a la hermandad de la Cruz del Baratillo".



Muy cerca y siguiendo la calle Arfe, encontramos el Mercadillo de Artesanía y detrás casi pasa inadvertido el Arco del Postigo del Aceite, una de las 18 puertas que tenía la antigua muralla romana y por la que entraban el aceite a la ciudad. Aquí también verás la pequeña capilla de la Virgen Pura y Limpia. Debido a su estrechez, es un punto complicado en el paso de las cofradías de Semana Santa.
Cruzamos el Arco y escondida está la plaza del Cabildo con tres accesos: uno desde la calle Arfe, otro desde la calle Almirantazgo que es la más bonita  por estar llena de columnas y desde la Avenida Constitución frente a la catedral. La plaza tiene una fuente y forma de semicírculo con frescos pintados sobre sus columnas.



Nuestro recorrido llega hasta el Hospital e Iglesia de la Santa Caridad. Os aconsejo su visita con la audio guía. Este es uno de los lugares que más me sorprendieron. Una historia desconocida para muchos que merecería ser valorada.
Miguel Mañara, fue su propulsor y se construyó aprovechando naves de las Reales Atarazanas. Como gran creyente, quiso hacer de la caridad su gran obra en la vida para entrar en el cielo. Creó un comedor y el Hospital para recoger a gente sin techo, llegando a aumentar los socios de la Hermandad a más de 500 personas y elevando así la cifra de donativos. Hay una exposición con algunos objetos que le pertenecieron y un lienzo de Zurbarán



A día de hoy, la Hermandad no recibe subvenciones y se sigue manteniendo gracias a los socios, donaciones y voluntariado. En esta Casa hogar vive gente abandonada por su familia o personas en la última fase de su vida que carecen de recursos. También cuenta con un economato en el que se ayuda a unas 2000 personas al mes. Una gran y loable obra de caridad que continua a través de los siglos, actuando con el mismo fin para el que fue fundado.


Pero, además Miguel Mañara, era gran amigo de Murillo y encontramos verdaderas obras de arte en la capilla de este autor junto a cuadros de Valdés Leal y Roldán. La capilla está llena de tesoros. Durante la Guerra de la Independencia, el Mariscal francés Soult robó cuatro de estas obras que después fueron vendidas y se encuentran en museos de Londres, San Petersburgo, Ottawa y Whashington. En la capilla encontramos sus copias.


El retablo es una obra maestra del barroco europeo creado por Bernardo Simón de Pineda y representa el entierro de Cristo con escultura de Pedro Roldán. Podemos acceder al coro por una estrecha escalera y obtendremos una buena perspectiva.
Desde aquí, volvimos a recorrer las calles del centro admirando muchos de sus edificios. No hay que olvidar que es el casco histórico más grande de España y perderse por sus calles es requisito indispensable en Sevilla. ;-)

Monumento por la Tolerancia y detrás el Puente de Triana


martes, 4 de febrero de 2020

En Sevilla no bastan dos días (Parte I)


¿Qué para ver Sevilla no bastan dos días? No, yo creo que hay que dedicarle 4 días para saborear bien la ciudad, pero si no dispones de más días o sólo quieres conocer lo esencial de la ciudad puede que dos días sean suficientes para dejarte un buen sabor de boca y desees, como nosotros, volver.

En cuanto pones un pie en la ciudad te das cuenta de que Sevilla se vive de otra manera. Más pausado, entreteniéndote, saboreando y admirando cada uno de los rincones que encuentras a tu paso. Sevilla te embruja, es una señora con bata de cola (la bata podría ser el río Guadalquivir), tiene esa esencia andaluza y elegante que cautiva a los que la visitan. Es la cuarta ciudad más poblada de España y una de las más turísticas, pero es tremendamente acogedora.

Nosotros aprovechamos unos días navideños, de esos que ya no tienes compromisos con la familia, comidas, etc. para conocer Córdoba y Sevilla. La ciudad de Sevilla está preciosa y animadísima en estas fechas, si a su color especial le añadimos las luces, los villancicos, mercadillos y belenes, resulta una visita muy acertada para las vacaciones de Navidad. Os lo recomendamos.

La ciudad, aunque tenga el casco histórico más grande de España, es relativamente fácil de visitar porque no hay grandes distancias entre los principales puntos turísticos, con lo cuál es ideal para ir con niños.

Mi primer consejo es relajarte y no querer verlo todo de golpe (algo que me suele pasar). Es una ciudad que se deja descubrir, pero con tranquilidad.

Lo primero que fuimos a ver, fueron los Reales Alcázares (también se les puede llamar así, en plural, pues se compone de varios palacios). Nuestro repentino viaje (para variar... no lo teníamos previsto sino que fue un impulso de última hora) hizo que no tuviéramos reservadas las entradas online y los días en los que estaríamos en la ciudad estaban agotadas. Aún así, nuestra amiga Eva del blog Meraviglia nos aconsejo que a pesar del tiempo que hubiese de cola, no nos fuéramos sin verlo o nos arrepentiríamos.

Entrada Real Alcázar 

Cuatro horas de cola (llegamos a las 9.30, hora en la que abrían) que nos dieron para conocer bien la plaza del Triunfo y también que nos timaran en una cafetería, lo cual por lo visto es práctica habitual (vamos, que a un amigo le pasó exactamente lo mismo). Mientras uno se quedaba en la cola, el otro se daba una vuelta con las niñas. En una de esas, me fui a tomar un café con leche, 1.45€, bien. Más tarde, ya a las 12 y algo, volví al mismo lugar y pedí lo mismo: 2 €. Pensé que era un error y el camarero me dijo: - Hoy han subido los precios (y tanto!).
- A ver, ¿han subido de las diez de la mañana a las 12.30? Si he venido hace un par de horas...
A lo que el camarero del bar me responde que antes era precio de desayuno. ¡Y se queda tan ancho!
¿Qué haces ante esto? Pues porque eran sólo 2 €... pero debe ser que la leche de las 12.30 la vaca la pone de una calidad muy superior, porque vamos... Pero bueno, no nos vamos a amargar el día. Pondremos el comentario en TripAdvisor y con eso nos quedaremos. Por cierto, la cafetería se llamaba Mateos. (Nos han contestado que no sería ahí. Lamentablemente, me aseguro bien antes de comentar y como no puedo dar la réplica, confirmo desde aquí que no me he equivocado de local).
En la misma plaza del Triunfo hay una oficina de Turismo. Esta plaza es insólita porque reúne 3 Monumentos Patrimonio de la Humanidad desde 1987 de los 44 que tiene España: la Giralda, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

El Real Alcázar 

Este conjunto de palacios comenzó a edificarse en la Edad Media, su diversidad destaca ya que cuenta con un claro ejemplo de arte mudéjar, gótico y reformas con toques renacentistas y barrocos.
Más de mil años se encierran en estas paredes. Es un auténtico paseo por la historia de España y por aquí pasaron figuras como Al- Mutamid, Fernando III, Pedro I, Isabel de Castilla, Carlos V e incluso se supone residencia real cuando visitan la ciudad.
Abderramán III, califa de Córdoba fue el que indicó en el siglo X que se edificara este palacio que siguió sufriendo intervenciones hasta el siglo XIX, lo que lo hace único en el mundo.
Te darán un mapa con las diferentes estancias, pero es muy difícil de seguir, ya que pareces meterte en un laberinto de patios, habitaciones y salas.
Yo no sé si me habré dejado algo por ver (creo que no) y destacaría los siguientes rincones:

Patio del Yeso

Nada más entrar a la derecha, la Sala de Justicia, primera obra mudéjar del Alcázar. Decorada en yesería y con una fuente en medio conectada al estanque. La sala sirvió para impartir justicia en tiempos de Pedro I. Seguidamente encontramos el Patio del Yeso, una joya almohade de arcos decorativos realizados con la misma técnica que se empleó para decorar el exterior de la Giralda.
La fachada del Palacio del Rey Don Pedro es una maravilla que entremezcla elementos árabes y cristianos bajo un alero de madera. Se encuentra en el Patio de la Montería, formando parte del llamado Palacio del Yeso.


Fachada del Palacio del Rey Don Pedro

El Cuarto Real Alto es la parte que SS.MM. los Reyes de España pueden utilizar como residencia cuando visitan la ciudad. Aquí se alojaron Don Pedro I de Castilla, los Reyes Católicos, Carlos V, Felipe II, Felipe V (primer rey Borbón español, residió aquí de 1729 a 1733), Alfonso XII, Alfonso XIII e incluso el Rey Don Juan Carlos.

Patio de las Doncellas

La Casa de la Contratación donde se encuentra la casa del Almirante, la casa del Asistente con dos pequeños patios y el más bello de todos: el Palacio del Rey Don Pedro con el bellísimo Patio de las Doncellas, el Salón de los Embajadores donde nos quedamos boquiabiertos ante la bóveda tan espectacular. Bajo la cúpula, están retratados todos los reyes de Castilla hasta Felipe III, con sus escudos de armas y fecha de reinado. En el arco de acceso, con letras árabes, se lee "solo Dios es vencedor" en repetidas ocasiones. Las puertas probablemente fueron hechas por artesanos toledanos.

Salón de los Embajadores, estancia donde Pedro I albergó su trono.

Son muchas las salas destacables que se entremezclan con patios, ventanales, azulejos, suelos... de extraordinaria belleza. En el Patio de las Muñecas deberás buscar las pequeñas cabezas femeninas entre los capiteles y estas figuras son las que dan nombre al patio. Yo las encontré, aunque has de fijarte mucho.
Otro de los lugares que más nos llamó la atención fue una zona subterránea, los Baños de María Padilla con bonitos arcos góticos que se reflejan en el agua.
En el Patio de la Alcubilla mandó construir la Familia Real una pista de tenis a principios del siglo XX, siendo la más antigua de España. De esto ya no queda nada.

Baños de María Padilla

El Alcázar posee unos jardines espectaculares y os recomiendo descubrirlos tranquilamente bordeando la muralla almohade, entrar a la Galería del Grutesco para verlos desde arriba y hacer unas espléndidas fotografías asomándote a alguno de sus balcones. Esta galería se extiende hasta el Jardín del Laberinto. Esta tendencia, llamada labor de grutesco, es la arquitectura tratando de unirse con la naturaleza como si fuera roca saliente de la muralla. Vermondo Resta fue quien introdujo el estilo manierista en Sevilla a principios del siglo XVII. La parte que da al Estanque de Mercurio está decorada con pinturas al fresco. Este estanque fue una alberca que recogía agua de un acueducto romano  para regar los jardines y huertas del Alcázar.


Jardín de la Galera

En el Jardín de la Galera se encuentra una columna de mármol donde se recogen las palabras del rey y poeta Al-Mutamid: "Dios permita que pueda yo morir en Sevilla, y que nuestras tumbas se abran allí el día de la resurrección". 
El Cenador de Carlos V es un pabellón que mezcla el estilo mudéjar con el renacentista y se encuentra en medio de los jardines. Se construyó en honor al matrimonio del rey Carlos V con Isabel de Portugal. El autor es Juan Herrera, el mismo arquitecto renacentista que se encargó de la construcción de El Escorial, el Archivo de Indias, la catedral de Valladolid y el Ayuntamiento de Toledo entre otras obras.
El Real Alcázar también ha servido de plató televisivo a series como Juego de Tronos y películas como Lawrence de Arabia, 1492. La conquista del Paraíso o El Reino de los Cielos.

Jardines

De aquí salimos casi a las 4 (menos mal que almorzamos bien durante el tiempo que pasamos en la cola). Comimos en una cercana cafetería unos bocadillos y nos fuimos a la catedral que cerraba a las 17h, pensando que si había cola lo íbamos a dejar para el día siguiente.

Horario:
De octubre a marzo: Lunes a domingo, de 9:30 a 17:00h
De abril a septiembre: Lunes a domingo, de 9:30 a 19:00h

Precio: 
Adultos 11.50 €/ estudiantes>25 y pensionistas 3 €/ > 16 años gratuito/Personas con discapacidad gratuito. 
Lunes gratuito, aún así, os recomendamos coger la entrada online. Cobran 1€ por la gestión, pero evitarás las enormes colas.

Giralda desde el Patio de Banderas



Catedral y Giralda

La Giralda está unida a la Catedral y es el símbolo por excelencia de Sevilla. Construida como mezquita entre los años 1184 y 1198, fue en 1248 tras la reconquista del Rey Santo Fernando III cuando se consagra como catedral. La Catedral fue declarada en julio del año 2010 como Bien de Valor Universal Excepcional.

Catedral desde la Plaza del Triunfo

Con una extensión de 23.500 metros cuadrados es la catedral gótica más grande del mundo y el tercer templo católico por detrás de San Pedro del Vaticano y San Pablo de Londres.
Destacan obras de Murillo, Zurbarán y Goya entre otros. En la visita puedes ver la Sacristía Mayor, la de los Cálices, la Sala Capitular, el asombroso Retablo Mayor de los siglos XV y XVI con 18 metros y más de un millar de esculturas siendo uno de los mayores de la Cristiandad, el Altar de Plata, el Coro y el Trascoro, diferentes capillas, los órganos y el Sepulcro de Cristóbal Colón. Aquí también se encuentran enterrados los reyes de Castilla Fernando III, Alfonso X y Pedro I.

Sepulcro de Cristóbal Colón

Nosotros visitamos la catedral sobre las 4 de la tarde y no había la cola que ya desde las 9.30 se veía (abriendo a las 11). A las 5 cierran la catedral, pero desde ahí subimos con la misma entrada a la Giralda que cierra media hora más tarde.

Cúpula

La Giralda tiene 96 metros y se le añadió la veleta (Giraldillo) con forma de mujer conocida como "La Giganta" que representa el triunfo de la fe. Para subir no hay escaleras sino 35 rampas para que el almuédano (encargado de llamar a la oración) pudiera subir a caballo. Tras las capitulaciones de Sevilla, los árabes quisieron demoler la torre. Al enterarse de esto, el infante don Alfonso pronunció su célebre frase: "Por un sólo ladrillo que le quitasen los pasaría a todos a cuchillo".
Salimos por el Patio de los Naranjos donde puedes hacer unas fotos muy bonitas a la Giralda. Con la entrada a estos dos monumentos se incluye la de la Iglesia del Salvador, pero cuando llegamos estaba cerrado.

Vistas desde la Giralda. Azotea de la catedral, a la derecha el Archivo de Indias, enfrente Reales Alcázares y al fondo la plaza de España y el río Guadalquivir.

Horario:
Lunes 11 a 15.30/ Martes - Sábado 11 a 17/ Domingo 14.30 a 18 (La Giralda cierra media hora después)

Precio: (con la catedral y la iglesia del Salvador)
Adultos 10 €/ estudiantes>25 y pensionistas 5 €/ > 14 años gratuito/Desempleados gratuito Lunes de 16.30 a 18h gratuito
La Giralda sólo son 5€. Entrada combinada con las cubiertas 15€
Consulta los horarios AQUÍ Si compras la entrada por la web, evitarás colas.

Patio de los Naranjos desde la Giralda

Archivo General de Indias

El tercer edificio que encontramos en esta plaza es el Archivo de Indias, aunque tiene su entrada por la Avenida Constitución.
Teniendo toda la documentación sobre las colonias españolas dispersa entre Simancas, Cádiz y Sevilla, Carlos III mandó en 1785 centralizarla en este edificio, antigua lonja construida por Juan Herrera durante el siglo XVI.
En su interior se guardan mapas, el diario de Colón, planos de las principales ciudades americanas, etc.
Nosotros, por el horario no pudimos entrar. Así que para otra vez será.

Horario:
De Martes a Viernes 9:30 a 17/Sábado 9:30 a 21h/ Domingos y festivos 10 a 14h/Lunes cerrado.

Precio:
Entrada gratuita.

Sevilla está lleno de preciosos y elegantes edificios como este de la Avda. Constitución.

Con esto ya tuvimos suficiente para un primer día. El resto de la tarde la dedicamos a pasear por la Avenida Constitución, ver el Ayuntamiento donde había un bonito Belén y disfrutar del espectáculo de luz y villancicos en la plaza San Francisco donde a las siete de la tarde se da paso al encendido de las luces navideñas. Aquí, un conjunto de 8 ángeles de 10 metros nos sorprenden realizando un juego de luces al compás de música. 


Paseamos por la comercial calle Sierpes, la calle Cuna y pasamos por la Casa Palacio de la Condesa de Lebrija hasta llegar al final, para dirigirnos hasta Metropol Parasol, conocido como Las Setas. 
Se construyó con el objetivo de renovar la plaza de la Encarnación. Este proyecto del arquitecto Jürgen Mayer es la arquitectura en madera más grande del mundo y alberga cinco niveles: el Museo Arqueológico, Información Turística y Tienda, Mercado y locales de restauración, plaza donde encontramos talleres navideños para los peques y el mirador de 360 grados, se encuentra a 28,5 metros de altura y cuenta con una pasarela de 250 m. El acceso se realiza desde abajo, junto al Antiquarium. La entrada cuesta 5€ en horario de 9:30 a 23:00h. Nosotros no subimos porque había mucha cola y las peques ya no tenían ganas. Quizás en otra ocasión.

Las Setas

Nos íbamos ya cuando oímos tambores. Una cofradía sacaba un paso con un niño Jesús. La calle se inundó de gente. ¡No me quiero ni imaginar lo que debe ser la Semana Santa!