domingo, 13 de agosto de 2017

Lo que no me quiero perder en Navarra

Nos encanta la naturaleza y descubrir lugares.

Estamos deseando conocer a fondo la Comunidad de Navarra de la que únicamente conocemos su capital y de eso hace ya años. Así que, este año nos hemos propuesto sacarle el máximo partido y disfrutar con las niñas de sus paisajes dispares tan diferentes de norte a sur.
Viajando con niños hemos de combinar sus intereses con los nuestros y no siempre es fácil. Navarra posee ese toque de aventura con mucha naturaleza y una dosis de cultura que buscamos en nuestros viajes. Tenemos previsto descubrir cuevas, recorrer bosques encantados, castillos y pueblos medievales. Y no perdernos los lugares donde nacen los ríos más bonitos o paisajes desérticos en los que pareces estar en otro planeta.
Aquí pensábamos acabar el viaje, pero buscando información encontramos el Parque de la Naturaleza de Navarra, Sendaviva. Está muy cerca de la Bardenas Reales y nos parece el lugar ideal para acabar las vacaciones. De esto, las niñas aún no saben nada. Menuda sorpresa cuando piensen que ya volvemos a casa...

Foto de Senda Viva

Sendaviva tiene todo lo que buscan los peques (y no tan peques), lo que esperan encontrar en una escapada perfecta. Un parque de aventuras con más de 30 atracciones (tirolinas, tubbing, tobogán que recorre la colina, karts, acuáticas, infantiles...). Además puedes interactuar con animales de granja. Sendaviva ofrece actividades que promueven la conservación de la flora y la fauna. Hay animales en semilibertad, espectáculos de circo y muchos planes para pasar una jornada completa.

App para Android. Foto de Sendaviva

En su página web hemos descubierto que disponen de su propia App, la cuál nos resultará muy útil para no perdernos nada y aprovechar al máximo nuestra visita. Además este verano tienen unas promos geniales. Si reservas con ellos el alojamiento, la entrada para el segundo día consecutivo te sale gratis. Pero eso no es todo, tendrás de regalo la actividad "Mundo Zoorprendente". AQUÍ te dejo el enlace a su página. En verano se amplia el horario de 11 a 23h.
Nosotros no nos lo queremos perder y a la vuelta os pensamos contar la experiencia con todo detalle.

sábado, 5 de agosto de 2017

Visitar Besalú con niños


Besalú está a tan sólo 36 kilómetros al norte de Gerona por la carretera C-66. No tiene perdida.
El mayor emblema de este pueblo es su puente medieval del que se desconoce el origen, aunque ya en 1075 se tiene constancia de su existencia. Todo comerciante que entraba en el pueblo pagaba aquí un impuesto. Tras fuertes inundaciones y por estrategias de defensa ha sido reconstruido y reformado en varias ocasiones. Las torres defensivas fueron incorporadas en 1395. Vale la pena recorrerlo y bajar con los peques a orillas del río Fluvià para ver los patos o incluso meter los pies en días de calor.


En la visita a Besalú os recomiendo recorrer sus calles porque al girar cualquier esquina encontraréis rincones con espíritu medieval, tiendecitas de artesanía, puertas, edificios señoriales, arcos, pozos o pasadizos.

Antiguas puertas, rincones con encanto y capitel en la puerta de entrada del antiguo hospital de Sant Julià (estaba cerrado cuando llegamos)

Besalú pertenece al red de juderías de España. En el año 2005 se descubrieron vestigios de una sinagoga de la que únicamente se conservan parte del muro y de las puertas de las salas de oración en la Plaza dels Jueus. Junto a la sinagoga se descubrió  casualmente en 1964 el Miqvé, una especie de aljibe único en España que consta de 36 escalones hasta llegar a una pequeña piscina en la que se purificaban. Sólo se puede acceder mediante visita guiada (consultar en la Oficina de Turismo, en la parte exterior del puente).

Callejeando por la judería encontramos este pozo. La papelera de al lado no es que quede muy bien...

Edificio palaciego, tiendecitas de recuerdos y una estrecha callejuela que lleva a la plaza dels Jueus y al río.

Callejeando encontramos las sorprendentes esculturas de unas sillas, en la calle Rocafort. La autora, Ester Baulida, quiso representar la dificultad para resolver problemas y alcanzar propósitos de la humanidad. Estas esculturas llamaron mucho la atención de las niñas que intentaban subir sin éxito.




Llegamos hasta el Portal dels Horts, antiguamente conocido como Portal de los Molinos, es el mejor conservado de la muralla del siglo XIV. Desde aquí podemos ver los huertos y junto a ellos un parque de columpios en el que descansar un rato. Al lado del parque hay un molino de harina del siglo XVIII que se mantuvo en funcionamiento hasta mediados del siglo pasado. El mecanismo se accionaba gracias a unas palas que giraban por la fuerza del agua de una acequia que se abría por medio de una compuerta. Así conseguían moler el trigo hasta convertirlo en harina.

Portal dels Horts, huertos, columpios e interior del molino de harina.

En la plaza del Prat de Sant Pere estaba el antiguo monasterio benedictino del que únicamente queda la iglesia, consagrada en el año 1003. El monasterio se fundó en 977 por el conde Miró de Besalú. El claustro, el palacio del abad y el resto de dependencias fueron dañadas por las tropas napoleónicas y adquiridas posteriormente por laicos que les dieron diferentes usos e incluso han sido casa de colonias para centros docentes de Cataluña. En la fachada de la iglesia destacan dos leones pisando otras figuras como un mono, lo que parece una persona y otros pequeños leones. Desconozco el significado.

Iglesia del antiguo monasterio de Sant Pere

Frente a la iglesia hay un edificio civil de finales del siglo XII que conserva establos y dependencias de la época, pero no estaba abierto.
Comimos en uno de los restaurantes de esta plaza. Aquí hay uno de los museos más curiosos que encontraréis. Y es que yendo con niños... no pudimos evitar entrar en Micromundi, un museo de miniaturas y microminiaturas donde con ayuda de microscopios podrás observar maravillas en objetos reales como la pepita de una manzana, un cabello, una aguja... Sorprendentes piezas como el arca de Noé en una cáscara de nuez, Gepetto creando a Pinocho dentro de la cáscara de un pistacho con muchísimos detalles. Oficios, negocios de antaño en miniatura... A pesar de que la entrada nos pareció bastante cara (4,90€ adultos y 2,50€ niños, en 2017) no hay que discutir el mérito. Parece imposible hacer esas virguerías.


miércoles, 26 de julio de 2017

Aqualandia, la joya del verano en Benidorm


Aqualandia no es sólo un parque de atracciones acuáticas, es un parque que tiene su historia, una ubicación con vistas espectaculares, una zona de picnic a la sombra de los pinos, unos jacuzzis enormes para un momento de tranquilidad y sobre todo muchísima diversión.
Se inauguró en 1985 y hasta el año 2008 era el parque acuático más grande de Europa.
¡Ni que decir tiene que hasta yo lo disfruté que no soy de las que se suben..! Pero no pude resistirme subir al Black Hole con las niñas en esos "donuts" dobles, refrescarme en Los Rápidos o descansar en los jacuzzis y entrar en las cuevas para salir a nado tras las cataratas del Niágara.


Entre las atracciones más espectaculares (esas que sólo verlas me causan respeto) destaca VertiGo, conjunto de dos toboganes con el tobogán más alto de Europa y el tobogán-cápsula más alto del mundo con 33 metros en el que se pueden alcanzar los 100 Kms/hora.

VertiGo, la atracción para los más valientes. Big-Bang, 4 toboganes de caída libre junto al Splash y en la foto de debajo la Piscina de Olas con las atracciones más radicales de Aqualandia al fondo.

Depende de la franja de edad y vuestros gustos podéis planificaros la visita. No hay inconveniente si vienes con bebés, también tienen su espacio con juguetes diseñados especialmente para ellos en La Laguna, donde también hay tirolinas, anillas, jacuzzis y otros juegos para dar cabida a diversas edades  mientras te tumbas en una hamaca viéndoles disfrutar. Los peques también disfrutan mucho en la zona de Adventureland que tiene pistolas de agua y hasta piscina de bolas.

Los bebés y los más peques también tienen una gran variedad de juegos para disfrutar mientras están a remojo.

Los más mayorcitos disfrutan mucho con la atracción Zig-Zag donde las niñas descubrieron que el 1 y el 2 son los que alcanzan mayor velocidad probándolos todos (también lo hay mini), las Pistas Blandas, el Splash, Piscina de Olas, el Black Hole... hasta 20 atracciones. ¡Vamos, que el aburrimiento aquí desaparece por completo!

Hay toboganes para todas las edades según la estatura.

Una de las cosas que nos llamó la atención es que el agua es salada y no estaba fría como otros parques que hemos visitado.
En Aqualandia dispones de taquillas, alquiler de flotadores y hamacas con opciones de restauración muy variadas para comer si no quieres traer picnic. Nosotros comimos muy bien en el self service.
Si estás en la Costa Blanca en verano es un planazo de lo más refrescante para pasar un día divertido. Consulta AQUÍ las tarifas y ofertas.

Grandes zonas verdes para picnic 


viernes, 7 de julio de 2017

ALMUÑECAR, TU DESTINO EN LA COSTA TROPICAL


Con una oferta de ocio pensando en las familias, Almuñécar se convierte en el destino turístico por excelencia de la Costa Tropical, en Granada. Su microclima hace que puedas disfrutar de largos paseos junto al mar en cualquier estación del año . Nosotros aprovechamos unos días de las vacaciones navideñas para acercarnos a la región.

Paseo del Altillo


Algunos de los puntos para visitar en Almuñécar son:

1. Castillo de Almuñécar.


El castillo de San Miguel es de origen árabe, aunque se encontraron restos cerámicos de la época fenicia y de una fortaleza romana. Ocupa la totalidad del cerro donde se superponen tres castillos romano, islámico y cristiano. Vivió su máximo esplendor en la época nazarí, hasta que fue entregada a los Reyes Católicos en 1489. El castillo pasó entonces a llevar el nombre del patrón de la villa. En su mazmorra fueron encarcelados algunos sultanes destronados. En 1812 lo ocuparon los franceses y posteriormente fue bombardeado y liberado por la flota inglesa.

El castillo estuvo unido al Peñón del Santo.

Fue utilizado como cementerio local. Desde el punto más alto se puede comprobar cómo estaba unido por un puente al Peñón del Santo, dividiendo en dos la playa de Almuñécar. Las vistas son preciosas desde el castillo al atardecer.

El castillo goza de vistas privilegiadas.

En su interior alberga el museo histórico de la ciudad. El precio incluye la entrada al Museo Arqueológico "Cueva de Siete Palacios".
Precios: (en diciembre de 2016)
Adultos: 2.35€ Niños: 1.60€
Horario:
Martes a Sábado: 10’30 – 13’30 / 17’00-19’30
Domingos: 10’30-13-30
Domingo Tarde y Lunes Cerrado


2. Museo arqueológico "Cueva de Siete Palacios"


Cerca del Castillo de San Miguel, en la calle San Joaquín, encontramos la Cueva Siete Palacios. La construcción de estas bóvedas que llamaron "cuevas" fue realizada en el s. I por los romanos en el sótano del templo en honor a Minerva. Se piensa que su construcción original fue de una bóveda central y siete más cortas, de ahí el nombre.
Desde 1984 es sede del Museo Arqueológico y recoge piezas muy valiosas de restos encontrados en la localidad. Destaca un vaso egipcio con inscripciones del s. XVII a.C.

3. Pilar de Calle Real.



Cerca del Ayuntamiento, en la calle Real se encuentra esta fuente que era abastecida a través del acueducto romano. Esta un poco escondida en la bifurcación de la calle, nosotros estábamos arriba de ella y preguntando la conseguimos encontrar. Aunque ya no funciona, la obra es bonita. Dos leones franqueando a la diosa de la fertilidad.


4. Palacete de la Najarra (Actual Oficina de Turismo)


La actual oficina de Información y Turismo está cerca del Parque El Majuelo. Ocupa un palacio precioso en el que hay unos jardines, un bonito conjunto de inspiración árabe. Los techos de la casa principal están llenos de detalles y pinturas. En los jardines hay una enorme casa de juegos que construyeron los dueños para que los más pequeños utilizaran como casa de muñecas y variados juguetes. Tiene hasta un pequeño pozo. No se puede entrar dentro de la "casita".


5. Parque Arqueológico-Botánico "El Majuelo"


Este parque esta lleno de esculturas y una gran colección de plantas subtropicales de todo el mundo. Se encuentra a los pies del castillo. Lo que más llamó mi atención fue la antigua fábrica de salazones, utilizada desde el siglo IV a.C. hasta el siglo IV d.C. Desde aquí se vendían por todo el Mediterráneo, metidos en vasijas. Es fácil imaginar la importancia que tuvo esta industria para la alimentación y la economía. En las excavaciones arqueológicas se han llegado a encontrar más de 700 monedas.
A las niñas les llamó más la atención las casitas dedicadas a las distintas ciudades andaluzas, donde se vende artesanía y recuerdos.

Restos de la fábrica de salazones

6. Punta de San Cristóbal


La punta de San Cristóbal se compone del Peñón de "El Santo", el de "En Medio" y el de "Fuera". 
El Peñón del Santo es un mirador natural al que se accede por unas rampas fáciles de subir y entre jardines. En el año 1900 se colocó la cruz que corona su punto más alto. Divide la playa de Almuñécar en dos: la de San Cristóbal a poniente y la de Puerta del Mar a levante. Las vistas son una maravilla. Una colonia de gaviotas habita en los peñones. Bajo sus aguas se encuentran varias especies de peces, un tipo de lapa en peligro de extinción, coral naranja, erizos, algas y anémonas en un hábitat singular. En el año 2002 se declaró Monumento Natural y son un referente en la costa granadina.


Vistas al castillo de San Miguel, monumento a Abd Al-Rahman , el peñón de "En medio" y el de "Fuera" .


Hasta aquí llegó el 15 de agosto del año 755 Abd Al-Rahman I tras la matanza de su familia, proclamó el Emirato de Córdoba iniciando una dinastía esplendorosa. Tiene un monumento a los pies de este cerro.
Cuenta la leyenda que estas formaciones fueron fruto de la indecisión de un padre entre dos caballeros rivales para conceder la mano de su hija. Ambos en un acto de desesperación se lanzaron al mar y se convirtieron en rocas.


Otra curiosidad sobre este lugar: aquí se rodó el entierro de Chanquete. Algunos quizás no conozcan la serie "Verano Azul", pero cuando sólo existía tve-1 y tve-2 fue todo un exitazo que nos mantuvo frente al televisor en la hora de la sobremesa.
7. Puerto deportivo Marina del Este (Punta de la Mona)


Por una carretera estrecha repleta de curvas llegas a este puerto natural. Situado en La Herradura, pedanía de Almuñécar y último pueblo antes de entrar en la provincia de Málaga. La formación rocosa que resguarda los barcos esta llena de vegetación y los fondos marinos de este Paraje Natural está declarado como Especialmente Protegida por la UNESCO. Este puerto luce orgulloso la Bandera Azul. Este galardón se concede también a los puertos deportivos que reúnen una serie de requisitos que  hacen referencia a educación e información ambiental, gestión, servicios y seguridad y calidad del agua. Puedes comprobarlo en las calas que hay. En el lugar hay restaurantes, en su mayoría de cocina mediterránea.




8. Parque Mediterráneo


En un lugar privilegiado y con vistas espectaculares encontramos este jardín junto al parque "El Pozuelo". El paseo marítimo de Almuñécar acaba aquí, en la playa de Velilla, barrio de Taramay. En el parque encontraréis un parque infantil, pista de skate, montain-bike, de baloncesto, porterías, petanca e incluso un chiringuito y todo esto frente a la única playa de arena. Al lado de las pistas de baloncesto empieza este paseo llamado Parque Mediterráneo.

Parque "El Pozuelo"

Subimos un cerro y llegamos a unos balcones que dan al mar, donde puedes sentarte a descansar en los bancos. Esta rodeado de vegetación (pinos, cipreses, olivos, eucaliptos...) y es ideal para dar un paseo tranquilo. Puedes llegar a una cala tranquila en la que nos llaman la atención las palmeras colocadas de tres en tres que representan el lema: "Familia, tradición y buen hacer" de la asociación de restauradores de la buena mesa.


Además podéis encontrar otros atractivos como la visita al acuario de fauna mediterránea, jardín museo del bonsái, parque acuático Aqua-Tropic de agua salada, parque ornitológico "Loro Sexi", centro hípico, actividades acuáticas...

No olvidéis callejear el casco antiguo. Tiene rincones curiosos y realmente bellos.

Rincones de las calles de Almuñecar

viernes, 30 de junio de 2017

MONASTERIO DE YUSTE Y CEMENTERIO ALEMÁN


Un poco de historia y unas preciosas vistas. Esta frase podría resumir perfectamente nuestra mañana.


 Carlos I de España y V de Alemania, el rey más poderoso de la cristiandad, quiso pasar aquí sus últimos días. En un pequeño monasterio hizo construir un pequeño palacio a semejanza del que pasó su niñez.
 















Aquejado de gota, salía a cabalgar y al volver, por una rampa entraba a palacio sin tener que bajar del caballo.
Asistía a misa prácticamente desde su cuarto, sin necesidad de levantarse.
Su silla de ruedas es la "joya" de palacio, junto a su despacho.
















Falleció en septiembre de 1558, después de un mes de agonía y fiebres debido a la picadura de un mosquito.
 


Paseando por sus habitaciones te puedes hacer una idea de cómo era la vida de los últimos días del monarca; nada pretenciosa para estar acostumbrado a los grandes palacios.
Verás multitud de relojes que, por orden del rey debían sonar todos a la vez. Era un maniático con los relojes y, además los coleccionaba. Por los pasillos, fotos antiguas de la reconstrucción del palacio.
La calma y el sosiego que transmite el lugar te hace entender que aunque fuera el más poderoso de los reyes buscaba la tranquilidad en sus últimos días.


Aunque estuvo aquí enterrado (se puede visitar el lugar); en 1573, su hijo Felipe II trasladó sus restos al Monasterio del Escorial, en el Panteón de los Reyes.



Al bajar hacia el pueblo de Cuacos de Yuste, a mano izquierda, hay un pequeño cementerio muy curioso.


Todas las cruces exactamente iguales y alineadas son de soldados alemanes. Pertenecientes a tripulaciones de aviones o submarinos. Murieron en tierras españolas en las dos guerras mundiales y sus cuerpos, traídos desde todas partes del país se reagruparon en este cementerio donde se les dio sepultura. Aún hay familiares que visitan estas tumbas.