domingo, 23 de febrero de 2020

En Sevilla no bastan dos dias (Parte II)


El día anterior lo pasamos viendo los destacados monumentos de Sevilla: la Giralda, la Catedral, el Alcázar y paseamos por sus calles principales y comerciales hasta llegar al lugar donde encontramos Metropol Parasol, más conocido como las Setas.
Hoy, más tranquilos, llegamos hasta la Plaza España. Construida para la Exposición Iberoamericana de 1929 por el arquitecto sevillano Aníbal González (autor también de la Plaza América y sus tres pabellones), se ha convertido en uno de los puntos turísticos más visitados en la ciudad. No os perdáis detalle de sus azulejos, techos, cerámica y buscar el banco de vuestra provincia para haceros la típica foto.


La plaza está muy animada y os aconsejo dedicarle la mañana junto al Parque de María Luisa. Estos jardines pertenecían al Palacio de San Telmo hasta que la infanta Mª Luisa de Borbón los donó a la ciudad inaugurándose en 1914 como el primer parque urbano de la ciudad.
Cerca de aquí y dirigiéndonos hacia el río Guadalquivir, encontramos edificios tan singulares como el Teatro Lope de Vega, el Hotel Alfonso XIII, que también se construyó con motivo de la Exposición Iberoamericana, la Universidad (Antigua Real Fábrica de Tabacos) y el Palacio de San Telmo (ahora sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía) y nos llamó mucho la atención con sus doce hombres en piedra en lo alto. Se trata de doce sevillanos ilustres, os dejo este interesante video por si queréis saber más.


Cruzamos los Jardines de Cristina y encontramos por casualidad el monumento que Sevilla dedicó a la Duquesa de Alba.

Por esta zona hay muchos restaurantes y nosotros comimos en una terraza de la calle Almirante Lobo desde donde veíamos la Torre del Oro.
La Torre es hoy museo naval y un estupendo mirador al Guadalquivir. La entrada cuesta 3 € y abre sólo por la mañana hasta las 14h. Los lunes la visita es gratuita.
No olvidemos la relevancia de la ciudad y su puerto fluvial durante más de 200 años como base de operaciones ultramarinas en el Atlántico y Pacífico. Sevilla se convirtió en una de las ciudades más importantes en aquellos tiempos dejando un gran impacto reflejado en edificios administrativos, religiosos y civiles de gran envergadura.


Cuentan que se denomina Torre del Oro porque estaba recubierta de azulejos que brillaban con la luz del sol o que Pedro I guardaba tesoros en ella. La realidad es que en el año 2005, se averiguó que brillaba por la mezcla de cal y paja prensada. De origen almohade, formaba parte de la muralla sirviendo de defensa del puerto y de las Reales Atarazanas (antigua fábrica de barcos que espera abrir este año 2020), situadas en el barrio El Arenal.
Hacia allí nos dirigimos, no sin antes pasar por la Real Maestranza de Sevilla, una maravilla con esos tonos que para mí son el color especial de Sevilla. Caminamos por detrás de la plaza de Toros descubriendo este precioso  paseo y llegamos a una glorieta donde se levanta una cruz que cuenta la siguiente historia: " En el siglo XVI Sevilla, centro de confluencia mundial y puerta de entrada de las riquezas que subían por el curso del Guadalquivir, fue punto de partida de la hazaña marítima más importante de la historia del hombre: la primera vuelta al mundo. En 1649 quedaron enterrados en este entorno, llamado Monte del Baratillo marineros, pescadores y vecinos del Arenal que perecieron debido a una epidemia de peste. Existía en él esta cruz que se conmemora, convirtiéndose en un lugar de culto y devoción que dio origen a la hermandad de la Cruz del Baratillo".



Muy cerca y siguiendo la calle Arfe, encontramos el Mercadillo de Artesanía y detrás casi pasa inadvertido el Arco del Postigo del Aceite, una de las 18 puertas que tenía la antigua muralla romana y por la que entraban el aceite a la ciudad. Aquí también verás la pequeña capilla de la Virgen Pura y Limpia. Debido a su estrechez, es un punto complicado en el paso de las cofradías de Semana Santa.
Cruzamos el Arco y escondida está la plaza del Cabildo con tres accesos: uno desde la calle Arfe, otro desde la calle Almirantazgo que es la más bonita  por estar llena de columnas y desde la Avenida Constitución frente a la catedral. La plaza tiene una fuente y forma de semicírculo con frescos pintados sobre sus columnas.



Nuestro recorrido llega hasta el Hospital e Iglesia de la Santa Caridad. Os aconsejo su visita con la audio guía. Este es uno de los lugares que más me sorprendieron. Una historia desconocida para muchos que merecería ser valorada.
Miguel Mañara, fue su propulsor y se construyó aprovechando naves de las Reales Atarazanas. Como gran creyente, quiso hacer de la caridad su gran obra en la vida para entrar en el cielo. Creó un comedor y el Hospital para recoger a gente sin techo, llegando a aumentar los socios de la Hermandad a más de 500 personas y elevando así la cifra de donativos. Hay una exposición con algunos objetos que le pertenecieron y un lienzo de Zurbarán



A día de hoy, la Hermandad no recibe subvenciones y se sigue manteniendo gracias a los socios, donaciones y voluntariado. En esta Casa hogar vive gente abandonada por su familia o personas en la última fase de su vida que carecen de recursos. También cuenta con un economato en el que se ayuda a unas 2000 personas al mes. Una gran y loable obra de caridad que continua a través de los siglos, actuando con el mismo fin para el que fue fundado.


Pero, además Miguel Mañara, era gran amigo de Murillo y encontramos verdaderas obras de arte en la capilla de este autor junto a cuadros de Valdés Leal y Roldán. La capilla está llena de tesoros. Durante la Guerra de la Independencia, el Mariscal francés Soult robó cuatro de estas obras que después fueron vendidas y se encuentran en museos de Londres, San Petersburgo, Ottawa y Whashington. En la capilla encontramos sus copias.


El retablo es una obra maestra del barroco europeo creado por Bernardo Simón de Pineda y representa el entierro de Cristo con escultura de Pedro Roldán. Podemos acceder al coro por una estrecha escalera y obtendremos una buena perspectiva.
Desde aquí, volvimos a recorrer las calles del centro admirando muchos de sus edificios. No hay que olvidar que es el casco histórico más grande de España y perderse por sus calles es requisito indispensable en Sevilla. ;-)

Monumento por la Tolerancia y detrás el Puente de Triana


38 comentarios:

  1. Que maravilla, he hecho con tu relato un viaje estupendo, no conozco Sevilla, está pendiente, pero ya veo que hay que ir con tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ir con tranquilidad y teniendo en cuenta los horarios y colas que te puedes encontrar. Una ciudad que invita a pasear.
      Un saludo

      Eliminar
  2. La última vez que estuve en Sevilla pase allí solamente dos días y aunque le sacamos buen partido a ese tiempo hay lugares que no puede ver. Porque es imposible querer visitar todo lo que hay en esta ciudad andaluza en solo un fin de semana. Por ejemplo me quedé con las ganas de ver al menos la iglesia del Hospital de la Caridad, pero había una boda y no hubo forma. Eso sí, ¡¡¡qué estilosos los sevillanos de boda y cuanto color!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kris!

      Sevilla es una de esas ciudades a las que se vuelve. Estoy segura ;-)

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Mira que he estado muchas veces en Sevilla, pero me doy cuenta de lo mucho que me queda por descubrir porque del post que nos muestras hoy, solo he visto in situ la Torre del Oro.
    Así que me llevo unos cuantos sitios anotados, en especial el Hospital e Iglesia de la Santa Caridad, que me ha fascinado, ya no solo por su belleza, que salta a la vista, sino que además, por el trabajo social que hacen, que es de admirar.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      A mi me gustó mucho la labor social del Hospital y pudimos hablar con gente que trabaja allí. Una gran historia y continua con el mismo objetivo para el que fue creado. Es muy bonito.

      Besos

      Eliminar
  4. Hola :)

    De verdad que para ir a Sevilla hace falta mas de dos días. Tiene mucha historia y cada lugar tiene ademas de precioso tiene una historia interesante. La plaza de España por ejemplo, siempre la he visto en fotos, de hecho tuve la oportunidad de verla (no yo estando en la foto jeje) pero si vi a mis primos y estaban pasándola muy bien.

    Que buen recorrido por Sevilla has dado, gracias por el tour

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Gracias por tu comentario. Si tienes ocasión de ir no te arrepentirás.

      Eliminar
  5. ¡Que verdad tan grande! Ni dos, ni tres... A nosotros nos maravillo Sevilla, y también nos pasamos un día recorriendo la Giralda, la Catedral, el Alcázar y caminando por la ciudad. Pero si algo nos enamoro, esa fue la Plaza España. Y como bien dices, lo primero que hicimos fue buscar nuestra provincia y hacernos la típica foto. Nos quedaron varias cosas pendiente por ver de tu recorrido. Sevilla tiene tanto y tan variado, que lo ideal seria volver por lo menos una vez al año. Por cierto, nosotros visitamos Triana, pero no recordamos haber visto el Monumento por la Tolerancia. Ya tenemos una buena excusa para volver ;) ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola

      El Monumento por la Tolerancia está junto al puente de Triana, justo delante del barrio. Se inauguró en 1992. Seguro que pasaríais cerca o quizás desde la otra orilla. A mi me faltó tiempo para adentrarme en Triana, así que tengo que volver jeje

      un saludo

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón. Nosotros estuvimos hace unos años un fin de semana y no nos llegó a nada. No sabía que la Torre del Oro era un museo y tampoco conocía la Plaza del Cabildo, apuntados ambos para la próxima vez que visitemos Sevilla.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maruxaina!

      A nosotros también nos ha sabido a poco, no descartamos volver pronto porque nos dejamos sitios por ver.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Hola
    ¡Qué bonitas fotos! Me ha parecido muy interesante toda la información sobre los sitios que visitastés!
    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa!

      Me alegro de que te haya gustado. Gracias por tu comentario.

      Besos

      Eliminar
  8. Hola guapa, me encanta Sevilla y quiero volver y es cierto, faltan dias, yo fuí creo recordar cuatro dias, pero en feria, asi que aproveché todo lo que pude, pero quiero repetir, me quedaron muchas cosas por hacer, además de repetir la feria por supuesot, jjajaja, un lugar precioso sin duda

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho caminar por las calles de las ciudades y encontrarme con espacios al aire libre tan bonitos, que te invitan a solo caminar y conocerlos de cerca disfrutando con tus seres queridos.
    Sevilla es sin duda una hermosa ciudad con mucho para ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Sevilla tiene parques y espacios preciosos para disfrutar con toda la familia e incluso dar un paseo en las barcas o por el Guadalquivir es un buen plan.

      Eliminar
  10. Hola guapa
    Ay coincido totalmente! No he estado pero viendo todo lo que hay para hacer y lo bonitas que son sus calles creo firmemente que es una ciudad a la que vale la pena darle más días
    A ver si podemos hacer una escapada pronto!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arien!

      Espero que os podáis escapar hasta Sevilla para disfrutar de la ciudad.

      Un besazo para ti también

      Eliminar
  11. Lo que más me ha impresionado de tus post han sido las fotos, ya que incluso con el cielo encapotado los monumentos imponen. Te doy la razón a que en la plaza España hay que dejarse un tiempo para apreciarlo todo, bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula,

      Me hubiera gustado entretenerme más por el Parque de Maria Luisa, que nos faltó tiempo. La verdad es que es una ciudad para visitarla despacio.

      Besos

      Eliminar
  12. Pues tienes toda la razón, en Sevilla no bastan con dos días, justo el tiempo que fuimos nosotros y después de leer tu post he visto la cantidad de cosas que me faltaron por visitar. Sobre todo la Plaza del Cabildo, que preciosidad de lugar. Y el Hospital e Iglesia de la Santa Caridad, tampoco las conocía. Nada, que tendré que volver ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia!

      Esos dos días son los que consigue Sevilla que vuelvas a soñar con volver.

      Un saludo.

      Eliminar
  13. ¡Madre mía que preciosidad!

    Me ha gustado mucho encontrar tanta información en tu artículo y que, además, lo ayudaras con estas imágenes tan hermosas.

    Deseo estar allí lo antes posible :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sarah!
      Me alegro mucho de que te guste el artículo. A ver si puedes ir y lo compruebas por ti misma. Es más bonita que en las fotos ;-)

      Eliminar
  14. A pesar de que la mayoría de nuestra familia vive en la provincia de Sevilla, hace tiempo que no pasamos un día en la capital. ¡Cómo ha cambiado la ciudad! El Monumento a la Tolerancia ni siquiera lo hemos visto... Tendremos que hacer una escapada en Semana Santa, porque como tú dices, en Sevilla no bastan dos días para descubrir todos sus bonitos rincones. Y así de camino podemos ver las procesiones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Siempre es una buena ocasión para visitar la capital hispalense. Las procesiones deben ser muy emocionantes.

      Saludos

      Eliminar
  15. Hola familia,
    Nos encanta cómo habéis planteado estos artículos de Sevilla porque precisamente le estoy organizando un viaje a mi hermano y me han venido genial. Menos mal que él va a estar allí unos 4 días jiji y no solo dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M. Cruz!

      Me alegra saber que te viene bien este post para organizarle el viaje a tu hermano. Seguro que con 4 días disfrutará muchísimo y verá cantidad de sitios.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Hola guapa, pues en tu anterior entrada de Sevilla te comente que pensaba que ya habia visto todos los monumentos en anteriores visitas y podia dedicarme unicamente a vivir y comer por ahi, pero despues de leerte veo que no, que en proximas visitas podria acercarme al Hospital e Iglesia de la Santa Caridad! me han sorprendido las fotos que dejas! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Resi!

      Hay monumentos y lugares que irremediablemente hay que ver en Sevilla, pero siempre descubrimos alguno menos conocido que nos sorprende. De todas formas, el plan de callejear y comer tampoco está nada mal ;-)

      Eliminar
  17. Muy cierto, casi todos cuando van a sevilla y visitan la plaza españa se hacen la tipica foto del banco coin el nombre de su provincia, aunque tengo que decir que nosotros estuvimos buscando calles con nombre de mi provincia en sevilla, pues encontramos dos calles vinculadas a Burgos

    sobre la torre del oro, curiuoso que se descubriera en el 2005 los materiales que hacian su nombre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,

      Es gracioso ver a la gente buscando su provincia y haciéndose la foto. Es un recuerdo que hay que llevarse de la Plaza de España jeje

      Gracias por leernos. Un abrazo

      Eliminar
  18. ¡¡Holiii!!
    Creo que para visitar un ciudad en condiciones como es Sevilla, es necesario 4 días. Como mínimo. Siempre hay que tener en cuenta que es imposible verlo todo, porque en algunos sitios puede haber mucha gente y eso hace que pierdas tiempo, pero todo es organizarse.
    ¡¡Bssssos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Si yo pienso lo mismo, un mínimo de cuatro días. Hay lugares muy visitados que quitan tiempo por las colas, pero son indispensables.
      Muchos besos.

      Eliminar
  19. Holaa
    Qué bonitos recuerdos al ver tu post. Hace muchos años que no visito Sevilla, me encantó en tantos aspectos. Veo que hicimos una ruta parecida. Lo que no conocía y me ha impactado mucho es Hospital e Iglesia de la Santa Caridad, es muy bonito y ni siquiera conocía su historia. Tomo nota para el próximo viaje!
    Besotes

    ResponderEliminar
  20. que maravilla de castillo!!! O anotado para ver si lo puedo ver

    ResponderEliminar