lunes, 19 de octubre de 2015

Naturlandia, el parque más aventurero de Andorra


Uno de nuestros objetivos en Andorra era visitar el parque de aventuras Naturlandia y su atracción estrella: el Tobotronc.

Zona de picnic con columpios antes de entrar
Subiendo es fácil encontrarte a valientes ciclistas subiendo, ir con precaución y ¡animarlos!. Al bajar cuidado, porque al girar una curva puedes encontrar a las vacas cruzando la carretera.
 

Lo que no sabíamos era que esta dividido en dos zonas con 8 km de distancia, en el Puerto de montaña La Rabassa.


Y las tremendas colas que se forman para subir a cualquier sitio, que ríete tu de las de Port Aventura. Colas que no tenían sentido, porque tampoco había tanta gente... En mi opinión, la organización es muy mejorable.


El AIRTREKK es el mayor sky trail de Europa con una estructura de 10 torres y 13,5 m de altura.


Los más pequeños disfrutan con los castillos hinchables y las camas elásticas.


La peque se nos fue directa a los buggies de gasolina, también probó los de pedales y el circuito de BTT. Aunque se puso de barro hasta las cejas por  pasar sobre los charcos. Menos mal que con tanto cambio de temperatura fuimos preparados y llevamos ropa de recambio en el coche.



No pudimos disfrutar del parque como nos hubiera gustado, teniendo en cuenta las dos horas y media de cola en el Tobotronc, el ratito de comer (hay zona picnic a la entrada, y restaurante), 45 min para los buggies, subir al otro parque... lástima de 80 euros (con dto. familiar en taquilla).


En el parque de arriba, lo más divertido es el Tubby. Aquí no había casi cola y se llegaron a subir tres veces. Es un flotador con forma de donut sobre el que te deslizas.


En esta parte, durante el invierno hay pistas de esquí.


La idea del parque es estupenda, actividades para todas las edades, talleres, ... aunque si eres muy grande no puedes montar en poni y si mides menos de 1,20 ten en cuenta que no puedes subir al Tobotronc ni acompañado. Es la mayor atracción del parque, un tobogán de naturaleza con 5, 3 km. de recorrido entre el bosque. Según mis hijas valió la pena hacer las dos horas de cola. La verdad, es que es una actividad genial. Muy importante mantener las distancias, porque un fuerte alcance por detrás es muy peligroso. En todo momento tienes el freno en la mano.
La subida es tranquila, en vertical. Al bajar ya vienen las curvas y es mayor longitud, pero a la velocidad que puedes ir se pasa volando. Muy divertido y recomendable.
 

La próxima vez nos limitaremos a subir al Tobotronc (8 euros) y comer, porque el tiempo da para poco más. Una pena.
A las 7 cierran y el parque de los animales no lo pudimos ver. La hora de cierre es comprensible, porque a 2000m de altitud y en verano hacia un frío...


Si tienes suerte y no pillas esas colas ni día de lluvia (puedes encontrarte atracciones cerradas) disfrutarás de un  parque en un entorno de montaña y con vistas espectaculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario