miércoles, 22 de abril de 2015

HOTEL AGORA SPA & RESORT, PEÑÍSCOLA

Peñíscola tiene una oferta hotelera muy amplia y es que por algo tiene reconocimientos a la excelencia turística familiar.


La ubicación de este hotel es excelente, en la parte de playa Sur. A pocos pasos de la playa donde los niños disfrutarán sin peligro, ya que hay muy poca profundidad y escaso oleaje. Podrás ir paseando hasta el centro del pueblo, el puerto, el castillo...

Foto del hotel desde la playa Sur

El hotel Agora dispone también dispone de habitaciones familiares con vitrocerámica y microondas.
Pasamos un par de días esta Semana Santa, ya que no disponíamos de más tiempo. Reservamos en booking, pero al llegar no disponían de la habitación contratada, así que nos dieron otra superior: una suite tematizada (salimos ganando, supongo). La recepción estaba a tope.
Son tres bloques de siete plantas cada uno con zonas comunes muy amplias.


Al subir a la habitación vimos que no estaba hecha y así lo informamos en recepción. Fuimos a comer y al subir seguíamos con las mismas. Dimos un paseo por la playa y esperamos hasta las cuatro, porque era la hora que nos ponía de entrada, pero nada. Volvimos a recepción y nos cambiaron a otra habitación, justo enfrente. Allá fuimos con maletas, otra vez. Fue un poco caótico, sobretodo porque perdimos la mañana y las niñas deseando ir a la piscina...


Vistas desde la primera habitación con el mar al fondo


Vistas desde nuestra habitación a la montaña y terraza con otra piscina (estaba cerrada)
Ya no teníamos balcón con vistas al mar, sino a la montaña. Pero la habitación estaba muy bien con su vestidor y el baño mejor. Un jacuzzi grandísimo, ducha de lluvia... ¡vamos, que se nos pasó el disgustillo!.



Hacía buen tiempo y pudieron disfrutar un poco de la piscina. Algo pequeña para tantas habitaciones como tiene el hotel, me parece, aunque creo que hay otra atrás que podíamos ver desde el balcón, en la zona chill out, que estaba cerrada.


Algo que hay que tener en cuenta es el aparcamiento, prácticamente es todo zona azul. El parking es la solución (14 €/ día).
La comida es floja, nos pareció sosa y con poco donde elegir (esto siempre va sobre gustos). El desayuno más completo. Hay apartado para niños, que no está nada mal, show-cooking y comida para celiacos. Las colas para servirse la comida  eran largas, ¡no quiero imaginarme en agosto!. Los camarer@s muy atentos y serviciales. Las bebidas se cobran a parte.

Vista al spa desde la habitación

No pudimos disfrutar del pack BE Experience, que exige un mínimo de 2 noches e incluye: Cócktel y detalle de bienvenida, acceso ilimitado al circuito termolúdico (hay spa infantil a partir de los 2 años), 15 min. de masaje relajante, kit de zapatillas y gorro, albornoz y toallas de playa/piscina, botellas de agua y una de cava, una hora de pista de padel (palas y pelotas incluidas), descuento del 20% en tratamientos y merchandising, prensa...por 35€/ habitación y día.

Arriba, la pista de padel
En este hotel siempre viaja el primer niño y menores de 2 años gratis con la pensión contratada.
Para los más deportistas, además de la pista de padel en la azotea, posee un gimnasio.


Hay infinidad de actividades para los niños, desde master chef, talleres, concursos, mini disco,... el entretenimiento esta muy bien enfocado y son todos muy agradables.
Junto a la cafetería, unos columpios y zona de bolas dentro, además de máquinas recreativas.
Pincha AQUÍ para ir directamente a la web.

Vista del hotel desde la muralla

De la cinematográfica Peñíscola os hablaré en otro post.


NOTA: Este post no está patrocinado ni hemos recibido compensación alguna. No tenemos ningún tipo de conexión con la empresa. Mi opinión es independiente. Basamos nuestro blog en experiencias propias y reales. Si hay criticas, son constructivas y respetuosas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario