miércoles, 2 de abril de 2014

Hotel Sandra II de Suances, Cantabria


El hotel Sandra II fue todo un acierto para nosotros, a pesar de las criticas en algunas páginas web que nos hicieron ir con miedo. Como dice el refrán: "nunca llueve a gusto de todos".

Está a la entrada del pueblo, luego comprobamos que era una ventaja, porque a veces se hacían colas de coches hasta el pueblo o la playa. Lo malo es que, al estar en las afueras, tenias que andar por esa acera tan pequeña junto a la carretera o coger el coche.
 Si vas con niños pequeños ten en cuenta que las habitaciones tienen una litera y dos camas, aunque nos apañamos bien.

Vía verde

Detrás del hotel hay sendas hasta el pueblo y una vía verde que llega a la misma desembocadura de la ría y vale la pena ver.



Alrededores del hotel
El hotel tenía sala de juegos (futbolín y billar),pista de tenis, jardín con tumbonas para tomar el sol y lo mejor, la piscina cubierta. Como algún día llovió, la pudimos disfrutar.
Para cenar, como no suele haber gente no es buffet y te dan servicio de cena con dos platos a elegir. Nosotros no cenamos ni comimos ningún día allí. Los desayunos son completos.
Todos los días vas a algún sitio, y todo esta cerca de Suances para tener allí tu "centro de operaciones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario