jueves, 2 de octubre de 2014

SALAMANCA, Ciudad monumental.




La bella estampa de Salamanca vista desde la orilla del puente que cruza el río Tormes, quedará grabada en la retina de todo aquel que la visite, admirándola como la obra de arte que es.



Ciudad joven a la vez que histórica, repleta de gente a todas horas del día. Con amplia oferta de bares, restaurantes, ... no te costará encontrar dónde comer si vas pronto.


Montamos en el tren turístico (la mejor opción para ver la ciudad con niños sin cansaros) y recorrimos sus calles de piedra y sabiduría, repletas de palacios, iglesias, con dos catedrales, dos universidades...


Subimos a las torres de la universidad hasta las campanas. Y a pesar de mi vértigo, logré hacer bonitas fotos. Valió la pena.



 


Aquí nació "La Latina", maestra de los hijos de los reyes católicos, que da nombre al conocidísimo barrio madrileño.

 En su plaza Mayor, siempre bulliciosa y llena de terrazas, nos tomamos unos helados.


Allí se encuentra la oficina de Información y Turismo. Nos dieron un cuadernillo para las niñas. Es un juego de pistas para encontrar animales en las fachadas de los edificios más representativos. Como la famosa rana sobre la calavera en la fachada de la Universidad.


También nos recomendaron hacer la ruta teatralizada. Empezaba a las 7 justo delante de la oficina. Aunque sólo se hace los fines de semana, en varios pases. Lo mejor es consultar allí los horarios.
La ruta nos descubrió historias, leyendas y lugares desde una visión singular, participativa y con mucho arte. Los actores, interpretando varios personajes (el profesor GPS, su alumna, el seños oscuro...), nos llevarán  por la ciudad, explicando detalles y curiosidades que, sin su compañía, se nos hubieran pasado por alto.
Las niñas disfrutaron, participaron, aprendieron y se les hizo corto. Estas rutas guiadas, además de ser gratuitas, son ideales para hacer con ellas.










Salamanca es arte y sabiduría, como dijo Rafael Farina, hijo de la ciudad; cantaor que llevó su nombre por todos los escenarios.


Hay edificios que son emblemáticos, pero a veces nos gusta dejar un poco el mapa y simplemente pasear.








 
Interior Casa de las Conchas




No hay comentarios:

Publicar un comentario