lunes, 24 de septiembre de 2018

Tres días en Lisboa con niños: Día 2

LX Factory

Continuamos descubriendo las mejores opciones que nos presenta la ciudad de Lisboa para los que viajamos en familia. Este es el recorrido que hicimos el segundo día, aunque si disponéis de más días podéis dedicarle más tiempo al barrio de Belem.

Parque de las Naciones
Para nuestro segundo día en Lisboa nos dirigimos al Parque de las Naciones, barrio que se creó con motivo de la Expo 1998. Llegamos en metro a la estación de Oriente, diseñada por Santiago Calatrava. El metro de Lisboa es conocido por su limpieza y está considerado como uno de los más bellos. Aunque sólo tiene 4 líneas, destacan sus murales en algunas estaciones.

Estación de Oriente.

Al salir de la estación, encontramos uno de los centros comerciales más bonitos que he visto, el de Vasco da Gama. Lo cruzamos para llegar a un espacio abierto donde destacan las banderas de los países participantes en la Expo 98 y un enorme pabellón multiusos.

Teleférico, pasarela y al fondo, el puente más largo de Europa.

La Expo de 1998 celebrada en la ciudad, trajo un cambio a esta zona que antes era industrial, para convertirse en el moderno barrio que es actualmente. Hay una amplia oferta cultural y de ocio, un paseo magnifico, edificios de bonita arquitectura, espacios abiertos, parques infantiles, estanques, el teleférico, los jardines del agua, las maravillosas vistas al puente Vasco da Gama que cruza el río Tajo (el más largo de Europa con 18 kms.) y la Torre de idéntico nombre. El Casino con sus paredes acristaladas, el Oceanario y el Pabellón del Conocimiento - Ciencia Viva se encuentran en este barrio.

El Oceanario de Lisboa es el segundo acuario más grande del mundo y ha sido elegido por Tripadvisor como el mejor acuario del mundo en 2018. Lo encontramos rodeado de agua en un edificio vanguardista diseñado por Peter Chermayeff que está al final del muelle junto a los jardines del agua.


Esta es una visita muy recomendable si vas con niños. Hay bastante gente, por lo que evitarás largas colas si llegas a primera hora.
A la entrada encontramos unas llamativas esculturas realizadas con basura encontrada en el mar. Hay que concienciar a los niños desde pequeños de lo peligroso que resulta para los animales (y por extensión a nosotros) verter basuras en el agua y las consecuencias derivadas. La educación medioambiental tiene su espacio en este pabellón.


El Oceanario se divide en 4 secciones correspondientes a los océanos Índico, Atlántico, Pacífico y Antártico.
Al salir, nos entretuvimos jugando en los Jardines de Agua que están justo al lado. Un buen sitio para refrescarse en verano.



Horario: Invierno 10 a 19, Verano 10 a 20h.
Precios: Niños de 4 a 12 años 12 €, adultos 18€, familia (2 niños + 2 adultos) 47 €.


Se encuentra prácticamente delante del Oceanario. Aquí pasamos más tiempo del que pensamos que nos llevaría su visita. Lo estaban pasando tan bien que nos sabía mal cortarles la diversión.
Un lugar para explorar la ciencia de manera activa y lúdica. Desde crear un tornado, poner a prueba tu perspectiva, confeccionar ropa , ir en bici sobre un alambre y multitud de pruebas con fenómenos científicos, talleres,... Es el museo interactivo más completo que encontrarás en la ciudad para la diversión de los niños. Actualmente hay una exposición con multitud de juegos sobre Angry Birds.



Horario: M a V de 10 a 18h Fines de semana y festivos 11 a 19h. Lunes cerrado.
Precios: Adulto 9 €, de 3 a 11 años 6 € y de 12 a 17 años 7€

Al final comimos en el Centro Comercial Vasco de Gama porque se nos hizo tarde, aunque os aconsejo ir a Belem desde aquí con el autobús 728, Pilar 7 y por último LX Factory.

BELEM

Desde la Plaza del Comercio o en la Plaza da Figueira (donde empieza la línea) también puedes coger el tranvía 15 si le dedicáis un día a este barrio.
Aquí encontramos gran variedad de museos como el Museo de Arte Contemporáneo Bererdo donde encontrarás un retrato de Judy Garland de Andy Warhol (gratuito de martes a domingo), Museo de la Electricidad, Museo de la Marina con barcos a escala real, Museo del Carruaje donde los primeros domingos de mes a las 11h se puede ver el cambio de guardia justo enfrente (gratuito con Lisboa Card). Este barrio tiene jardines como el Botánico que es una bonita opción para un paseo mientras degustas unos pasteles de Belem. La "Antiga Confeitaria" fue la primera pastelería en comercializar los pasteles de nata siguiendo la receta original de los monjes del monasterio. 
Desde este barrio salieron los barcos a explorar el desconocido mundo es uno de los orgullos de Lisboa. Los monumentos más significativos del país se encuentran en este lugar.
Los más importantes son:
  • Monasterio de los Jerónimos, que vimos desde fuera porque ya habíamos estado en otra ocasión e íbamos faltos de tiempo. Aunque os aseguro que es uno de los lugares que debéis visitar. Fue construido en el siglo XVI sobre la ermita do Restelo, donde cuentan que Vasco de Gama pasó tiempo rezando antes de su viaje a la India. A su vuelta y con el dinero del comercio de especias se iniciaron las obras de este gran monasterio de 300 metros de fachada. La iglesia se puede visitar gratuitamente, allí encontrarás las tumbas de Vasco da Gama y Luís de Camoes. Es uno de los monumentos protegidos por la UNESCO y Patrimonio de la Humanidad desde 1983. 
Monasterio de los Jerónimos desde lo alto del Monumento a los Descubrimientos.

          Horario: invierno de 10 a 17.30h / verano de 10 a 18.30h
          Precios: Adultos 10 € (combinada con el museo de arqueología 12€), estudiantes 50% dto.                 Entrada familiar mínimo 1 adulto + 2 menores de 18 años 50% dto. Gratis para los menores de           12 años, desempleados europeos, etc. Gratis con la Lisboa Card.

  • La Torre de Belem es una antigua fortaleza que servía como torre defensiva y fue el lugar desde donde salían las innumerables expediciones a otros continentes. Es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1983. Las colas son interminables debido a la poca capacidad del monumento.

          Horario: Oct. a Abril de 10 a 17.30h, Mayo a Sep. de 10 a 18.30h. Última entrada a las                       17h. Cerrado los lunes. Consultar su web en el enlace por si se cierra por cuestiones                     meteorológicas. 
          Precios: Adulto 6 €, menores de 12 años y desempleados europeos gratis, 50% dto.                             familias con menores de 18 años. Hay entradas combinadas con el Monasterio de los Jerónimos           y el Museo Nacional de Arqueología por 12 €. Gratis con la Lisboa Card.

  • Monumento a los Descubrimientos: Construido en 1940 para la Exposición del Mundo Portugués por el arquitecto Cottinelli Telmo y el escultor Leopoldo de Almeida en yeso como escultura perecedera. Definitivamente construido en hormigón y piedra en 1960  para conmemorar los 500 años de la muerte del Infante D. Henrique el Navegante, descubridor de las Azores, Madeira y Cabo Verde y quien encabeza este monumento sujetando una carabela. Hasta 33 personajes son los que ocupan este monumento con forma de proa de carabela. En 1985 se remodeló el interior añadiendo una sala de exposiciones, un auditorio y un mirador. Desde este mirador de 56 metros de altura tenemos las mejores vistas al Monasterio, la Rosa de los Vientos y más alejada, la torre de Belem.
          

          Horario: Oct. a Feb. de 10 a 18h., Marzo a Sep. de 10 a 19h. De Oct. a Marzo cerrado los                 lunes.
          Precios: Adultos 5€, estudiantes, discapacitados y jubilados 2,50€, familias (2 + 2 niños de 12             a 18 años) 12,50€. Lisboa Card 3,50€

  • Rosa de los Vientos: Inaugurada el 5 de agosto de 1960 y a los pies del conjunto escultórico del Monumento a los Descubridores decora el suelo de esta plaza con sus 50 metros de diámetro. En este mosaico de piedra caliza negra y roja están marcadas las rutas de los descubridores entre los siglos XV y XVI. Fue donado por la República de Sudáfrica.

La mejor perspectiva de la Rosa de los Vientos desde el Monumento a los Descubrimientos.

Pilar 7 Experience
Una de las experiencias que puedes vivir en Lisboa es comprobar la dificultad de la construcción del Puente 25 de Abril. En este edificio encuentras un centro interpretativo sobre el que es un icono indiscutible de la ciudad. Conocerás los entresijos de uno de los puentes más bonitos del mundo y te verás inmerso en el interior de su estructura y su historia. 
Para finalizar la visita, subimos por un ascensor acristalado hasta el mismo nivel al que pasan los coches donde está el mirador panorámico del que sobresale un balcón totalmente transparente. Las vistas a 80 metros son únicas.
Hay otro anexo de Realidad Virtual que se paga 1,5 €.


Horario:
Mayo a Sep. de 10 a 20h. Oct. a Abril de 10 a 18h. Última visita 30 min. antes del cierre.
Precios: adultos 6 €, estudiantes 4 € y menores de 5 años 4 €. Gratis con la Lisboa Card

LX Factory


Situado en el barrio de Alcántara, ocupa una superficie de 23.000 m2 que fue desde 1846 uno de los complejos industriales más importantes en Lisboa. 
Este es un espacio cultural muy especial de aire vintage que os recomiendo 100 %. Se encuentra bajo el puente 25 de Abril. El lugar tiene un hostel, restaurantes, cafeterías, moda, arte, música, foodtrucks, librerías, talleres, está lleno de graffittis y lugares para entretenerse un buen rato. Las tiendas tienen una decoración de lo más original y no les importa que entres a fotografiarlas. Es un lugar en auge muy bohemio, alternativo. 



En la calle principal encontramos el edificio más alto al que hay que subir para tomar algo en Rio Maravilha, la terraza del 4º piso con paredes de cristal, que tiene las mejores vistas del puente sobre el Tajo y el Cristo Redentor que tiene frente a sí. En esta misma terraza, una escultura de Leonel Moura representa una mujer de colores en la misma postura. En este mismo edificio hay estudios de arte, una escape room, talleres (como uno de origami para los peques), oficinas creativas,...




Los domingos hay mercadillo de artesanías y artículos de segunda mano. Nos enamoró este sitio y es que las antiguas fábricas y almacenes abandonados en Lisboa se convierten en lugares de lo más top. Así que, no os lo podéis perder.

Desde aquí, saliendo por el túnel con el techo de luces a la izquierda que hay junto a la entrada, podéis andar un poco y encontráis el Museo de Carris (Tranvías). Nosotros por falta de tiempo no lo visitamos, aunque lo vimos por fuera. Es el lugar donde se guardan todos los tranvías.
Para volver hasta la Plaza del Comercio cogimos el tranvía número 15 (que por cierto, iba a tope).



NOTA: Este post es una colaboración con Turismo de Lisboa.

8 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!

    Me encanta Lisboa, pero hace muchos años que no voy... y con estos posts me entran ganas locas de repetir!

    Belem es una de ms zonas favoritas, lo tiene todo! Y me quedo con el parque de las Naciones anotado para la próxima vez, tiene que ser súper interesante!

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. No sabíamos que Lisboa tuviera Oceanario y mucho menos que fuera el segundo acuario más grande del mundo. 😵 Nos lo apuntamos porque somos muy aficionados a visitar este tipo de parques y todavía no conocemos Lisboa. 😅

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa,
    Todavía no tenemos hijos, pero como maestra me parece súper interesante todo lo que nos cuentas sobre Lisboa. Si lo tuviésemos más cerca, no dudaría en proponerlo como excursión de fin de curso, pues el Oceanario tiene que ser una pasada; los niños aprenderían y disfrutarían un móntón. También pienso que el Pabellón del Conocimiento es un lugar clave para que los niños experimenten con la propia ciencia y sea más práctico para comprender los contenidos que les explicamos en la escuela.
    Gracias por este post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. El parque de las Naciones me encantó! No tenía muchas expectativas y al final lo disfruté mucho. Íbamos con unos amigos y su hijo y nos lo pasamos genial jugando en las zonas de césped y en el teleférico. Además la zona tiene mucha vidilla y eso mola :D

    ResponderEliminar
  5. Hola. Aquí una enamorada de Portugal. Siempre que vamos a la zona de Huelva de vacaciones, hacemos una escapada a las playas del Algarve, me encantan. Lisboa lo he visitado en 2 ocasiones, hace ya muchos años de eso. Fuimos cuando aún no teníamos niños y la verdad que no nos habíamos planteado hacer un viaje allí teniéndolos. Después de leer esta entrada me doy cuenta de que no he investigado mucho para hacer un viaje a Lisboa con niños, jeje. De todo lo que nos das a conocer, sin duda para mis hijos elegiría el El Pabellón del Conocimiento Ciencia Viva y el Oceanario. Y a mí que me chiflan los mercadillos no me perdería el de LX Factory. Gracias por enseñarnos tantas cosas chulas de Lisboa. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola que pasada de viaje, me hbían hablado del parque de las naciones y lo veo muy divertido para ir con niños, no sabía que existía un oceanario allí, mira que han ido amigos a Lisboa y no han dicho nada.
    Belem me parece una chulada parece de cuento, que bonito el mosaico de la rosa de los vientos!!
    Me parece muy guay Factory LX debe de ser un lugar encantador y muy animado y bohemio.
    Que pasada un museo de tranvias pues creo que eso es el sueño de todo niño! jajaja a mi me hubiran sacado a rastras!
    Muy buena tu alternativa de Lisboa con niños!

    ResponderEliminar
  7. Y yo que pensaba que conocía lo imprescindible de Lisboa y veo que me faltan los 2 últimos lugares. LX factory y Pilar 7 experiencie, estoy segura que disfrutaría mucho de la primera zona. Respecto a los otros lugares que comentas, aunque no se vaya con niños, los mayores también lo podrán disfrutar. Eso sí, menudas colas en la Torre de Belem, y no veas como pegaba el sol ese día...saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! Lisboa es un destino que tengo pendiente desde hace muchos años. A ver si al año que viene, pudiéramos ir a verla. Después de ver el post anterior y éste, cada día lo tengo más claro. Y qué decirte de los mercadillos artesanales y de segunda mano, dónde encontrar piezas únicas y oportunidades, para dar una segunda vida a algo diferente. No sabía que también tuvieran oceanario. La torre de Belem... qué bonita es. éste post también me lo guardo, ya que dejáis un montón de información muy importante a valorar. Gracias!!! Quedo a la espera de ver el siguiente. Saludos

    ResponderEliminar