miércoles, 18 de julio de 2018

Recorrido con niños por el Mar Menor


La Manga del Mar Menor es una franja de arena de 21 km de longitud separa dos mares: el Mar Menor y el Mar Mediterráneo. Situada en la región de Murcia, esta lengua  de arena se estrecha y ensancha a gusto de la naturaleza entre los 1200 metros y los 100 en algunos tramos y se extiende desde el Cabo de Palos hasta las Salinas de San Pedro, aunque no podrás cruzar a este otro lado ya que la carretera acaba. Se dijo que se haría un puente para llegar al otro lado, pero de momento no se ha hecho.

El Mar Menor es la laguna salada más importante del mundo y posee un ecosistema único. Sus aguas, con altas concentraciones de yodo y rica en sales minerales, con poco profundidad (no superior a 7 metros). Si dais un paseo en barco podréis conocer las leyendas, la historia y las cinco islas de su interior (Barón, Perdiguera, Redondela, Ciervo y Sujeto). En la Isla del Barón o Isla Mayor el Barón de Benifayo edificó un palacio. También en esta isla de origen volcánico existe un bosque de palmitos que es una especie única en Europa.

Playas tranquilas ideales para todo tipo de deportes naúticos y largos paseos en las que siempre encontraremos momentos para descansar con vistas incomparables.

¿QUÉ HAY QUE VER EN EL MAR MENOR? El Mar Menor no es para ir con prisas, esta zona privilegiada de Murcia es para sentirla, saborearla y relajarse. 

Aquí os indicamos los principales puntos desde nuestro punto de vista:

  • Cabo de Palos



Comenzamos nuestra ruta visitando el Cabo de Palos y subimos al faro que se convierte en el mejor mirador de La Manga, el Mar Menor, calas y acantilados cercanos.
Este faro histórico del siglo XIX, llamado así por los romanos y que significa "Cabo de la Laguna" sirvió de escuela de fareros.
Tuvimos suerte y desde aquí  y sobre nuestras cabezas pudimos contemplar un espectáculo único por parte de los cazas de la Patrulla Águila que tiene su base en la Academia del Aire de San Javier. Sus acrobacias son espectaculares. Este año además celebran el 75 aniversario de la Academia.

Acrobacias de la patrulla Águila e incomparables vistas de La Manga.

Este pueblo pesquero a orillas del Mar Mediterráneo es famoso entre los que practican el buceo.
Puedes visitar el puerto, la lonja, o comprar alguna cosilla en el mercadillo de los domingos.

  • La pequeña Venecia del Mar Menor

Tomás Maestre fue el padre urbanístico de La Manga. Mientras transcurrimos con el coche  nos damos cuenta de lo preparado que está para el turismo. Entre playa y playa múltiples hoteles, apartamentos, restaurantes,... hasta que llegamos al Puente del Estacio. Este puente levadizo sobre el que pasa la carretera, tiene un horario de apertura para que pasen las embarcaciones y resulta muy curioso para los niños. Junto a él una llamativa Torre y en aguas del Mediterráneo un bonito faro. En esta parte de La Manga y en las aguas del Mar Menor se encuentra el Puerto Deportivo Tomás Maestre.

Nosotros no tuvimos ocasión de ver abrirse el puente, así que os dejo el horario por si tenéis más suerte,

Más adelante empiezan a verse villas entre canales navegables con acceso a ambos mares que permite a los vecinos llegar a sus viviendas a través del mar o de la tierra. Es la llamada Veneziola.

Veneziola

  • El Puente de la Risa

Llegamos al final de La Manga donde se juntan los dos mares: el Mar Menor con el Mar Mediterráneo y encontramos el famoso Puente de la Risa. 
Con la idea de crear una pequeña Venecia con acceso por carretera nace el Puente de la Risa para superar la Gola del Charco, uno de los canales naturales que cortan La Manga. Fue construido en 1978 imitando los puentes venecianos. Su arco es tan pronunciado que al atravesar el punto más alto en coche  genera una sensación de vacío en el estómago que a muchos les produce risa. Las niñas nos lo hicieron cruzar un par de veces. 

Puente de la Risa


  • San Pedro del Pinatar

Ante la imposibilidad de dar la vuelta completa al Mar Menor por carretera, fuimos hasta el otro lado bordeando la laguna hasta llegar a San Pedro del Pinatar para conocer el otro punto de casi unión entre los mares. Aquí encontramos las piscinas de lodos curativos naturales frente una panorámica de las conocidas charcas del Parque Regional de las Salinas.  Esta es la mayor zona de lodoterapia al aire libre de toda Europa, con sus famosos barros mineromedicinales. Contra lo que pensábamos, no había nadie tomando los baños de lodo, por lo que nos dio algo de reparo ser los únicos en embadurnarnos. 

Zona de lodos.

Este humedal es zona de avistamiento de flamencos por ser lugar de nidificación y descanso para numerosas especies de aves.

Los flamencos en la zona de los lodos. 

En este municipio existen dos de los molinos mejor conservados que se construían en las cercanías de salinas y se empleaban para moler sal y elevar el agua de las piscinas.

Molino de La Calcetera


El sendero de Las Encañizadas empieza en el Molino de Quintín y termina en el de La Calcetera. Es un paseo de los más bonitos con casi 3 kilómetros de ida y luego la vuelta. Quizás los más pequeños se puedan cansar (no olvidéis llevar agua, indispensable). Es un paseo genial para ir en bici.
Mientras las niñas se pegaban un baño en las aguas del Mar Menor, yo me empeñé en llegar hasta el final del sendero.  

Precioso paseo entre el Mar Menor, la zona de lodos y salinera y frente a La Manga tras la cuál está el Mar Mediterráneo.

Una visita que no pudimos hacer porque se nos hizo tarde, fue al Palacio del Barón de Benifayó donde se encuentra el Museo Municipal de San Pedro, con exposiciones dedicadas a la arqueología, los fósiles y la etnografía. También cuenta con una colección de juguetes antiguos y material cinematográfico. La Casa del Reloj es otra de las villas de finales del siglo XIX que conocer. Fue construida como casa de veraneo para la poderosa familia Servet y en ella falleció el que fuera presidente de la I República española, Emilio Castelar.

Caseta dentro del Mar Menor (San Pedro del Pinatar)

Una de las construcciones que más nos llamó la atención fue esta caseta en el agua. Realmente preciosa, hizo que nos parasemos a fotografiarla cuando ya nos íbamos hacia Los Alcázares, donde teníamos el hotel.


  • Los Alcázares

Es fácil ver pasar muy cerca los aviones, ya que hay un aeropuerto en San Javier.

Los Alcázares posee uno de los paseos marítimos más agradables que recomendamos hacer en esta región de Murcia. Paseando nos encontramos dentro del mar el hermoso restaurante San Antonio, donde hay menús por muy buen precio. El caldero es el plato típico.

El restaurante San Antonio está suspendido sobre el mar. Antiguamente era un balneario.

El Hotel Balneario de La Encarnación fue inaugurado en 1904, está un poco más adelante y por su parte opuesta al mar podrás entrar a visitar sus zonas comunes. Destaca el patio central con fotos y cuadros de otra época. Este balneario continua ofreciendo tratamientos de baños termales en instalaciones renovadas, también cuenta con un restaurante que ofrece espectáculos.

Patio central del Hotel Balneario La Encarnación.

Nosotros visitamos la localidad en Semana Santa cuando se rememoran las incursiones que los piratas berberiscos llevaban a cabo en las costas durante los siglos XVI-XVIII. Recorrimos el anunciado como mayor mercadillo tradicional de Europa cruzándonos con corsarios, músicos, cetreros... entre comida y artesanía.


Otros lugares para ver en Los Alcázares son:
  • El Museo Aeronáutico, primera base de hidroaviones de España. Acoge una de las colecciones más completas sobre aviación militar. (Horario: L a V de 9 a 14).
  • Mercado de los martes y sábados.
  • Los siete kms. de playas de fina arena: La Concha, El Espejo, Las Salinas, Los Narejos, Manzanares y Carrión.
  • Centro de Alto Rendimiento Infanta Cristina, uno de los mejores de Europa en la formación deportiva de élite.
  • Balsas romanas de Los Diegos. Fueron descubiertas por casualidad después de estar ocultas durante dos mil años.
Antes de irnos a cenar al hotel fuimos unas pistas de karts, una actividad que les encanta a las niñas y después de todo este recorrido fue un punto final que agradecieron.



OTRAS EXCURSIONES DESDE EL MAR MENOR

Si vais a estar más días, os recomiendo estas excursiones desde Los Alcázares:

Cartagena, a 22 kms.
Lorca, 93 kms.
Parque Minero de La Unión, 22 kms.
Elche, 79 kms.




8 comentarios:

  1. De pequeño fuimos un par de veces con mis padres al Mar Menor. Recuerdo muchos de estos lugares ¡¡sobre todo el puente de la risa!! No recuerdo si era así de bonito ni sabía que ese era su nombre, pero lo que si recuerdo es que le hicimos a mi padre pasarlo una y otra vez. Un abrazo y gracias por llevarme de nuevo a aquellos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte traído buenos recuerdos.
      Un abrazo, Kris.

      Eliminar
  2. Me gusta todo lo que cuentas y me parece muy interesante. De pequeña iba muchos años de veraneo con mis padres a la Manga del Mar Menor, la verdad que no es un destino al que le tenga mucho cariño, al que por ahora no tengo intención de volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros lo tenemos cerca y aún no habíamos ido. Nos sorprendió porque es destino de playa, pero con atractivos cerca para conocer.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Qué recuerdo de cuando era un niño....y mi padre llenaba el Seat 127 para ir a la playa. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en esos tiempos los que salían de viaje eran unos valientes: sin aire acondicionado, con esas carreteras, pero ¡qué bien lo pasábamos! Inolvidable.

      Eliminar
  4. Fui una vez de niña, estuvimos un dia pero no recordaba nada de allí. Por lo quw veo es un lugar bonito para veranear y en el que además de playas hay sitios interesantes para ver
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poder relajarte en la playa y a la vez poder conocer algunos lugares curiosos cercanos lo hacen un destino muy apetecible.
      Un saludo, Carmen.

      Eliminar