jueves, 27 de abril de 2017

Sola por los Jardines de Santa Clotilde

Escalera de las Sirenas, estatuas de bronce obra de María Llimona i Benet

Llegamos al hotel justo al lado de Lloret de Mar, en la playa de Fenals. Yo que no soy de bullicios, necesitaba un poco de tranquilidad y como me pica todo por ir a ver cosas salí hacia la playa. No quisieron acompañarme porque preferían disfrutar de la piscina. No importa. Salí sin saber muy bien dónde ir. Hay veces que me gusta tener mis momentos y busco un poco de soledad, es necesario ¿no creéis?
Al llegar a la playa había que elegir entre dos rutas: Cala Bayns o Jardines de Santa Clotilde. Bueno, la cala seguro que les gusta más a las peques, así que más tarde iré con ellas.
Diferentes rutas muy bien señalizadas
Caminé por todo el paseo hasta llegar a la montaña, cruce la montaña disfrutando de vistas espectaculares y salí a una calle del pueblo. De ahí a mi destino 5 min. Miré horarios y sí, estaba abierto. No cierra al mediodía. Un paseo genial para bajar la comida. Los precios van de 5 € a 2.50€ la entrada reducida.



Este Jardín histórico está declarado Bien Cultural de Interés Nacional. Nada más entrar te envuelve una sombra refrescante que te empuja a seguir bajo ella hasta un mirador al mar. Incluso hay una pequeña zona llena de sillas bajo los árboles donde descansar y relajarte mientras tu mirada se pierde en el mar.


Mirador de la Boadella


Estos jardines con aires renacentistas italianos fueron diseñados por Nicolau Rubió i Tudurí en 1919para el Marqués de Roviralta, quién le dio el nombre de su primera esposa que falleció está siendo muy joven. 


Está considerado uno el mejor jardín botánico del Mediterráneo europeo esta lleno de escaleras, paseos, plazoletas, callejuelas, repleto de setos y especies de plantas de gran relevancia.


 Las estatuas, fuentes y estanques le dan un aire muy romántico. Las vistas son espectaculares desde cualquier mirador.
 

Pasear por aquí es como encontrar un oasis de paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario