martes, 29 de septiembre de 2015

CUACOS DE YUSTE, un pueblo con historia.

Pueblo ligado a la figura del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, quién se retiró al Monasterio de Yuste, en 1557. Reformó una parte a semejanza del palacio de Flandes donde pasó su niñez. (Pincha AQUÍ si quieres enlazar con nuestra visita a ese lugar.)


Pero no sólo es importante por este dato. Es en el pueblo de Cuacos de Yuste donde creció uno de sus hijos bastardos, al que luego reconoció y pasó a llamarse Don Juan de Austria. General y Almirante que mandó la flota de su hermanastro Felipe II y consiguió el triunfo sobre los turcos en la Batalla de Lepanto.
El pueblo está en la preciosa comarca de la Vera, y tiene cerca de 1.000 habitantes.
En el conjunto de interés histórico artístico de Cuacos de Yuste, lo que más nos llamó la atención fue la Plaza Don Juan de Austria, construida sobre una enorme roca de la que emana agua y sobre la que hay una higuera, de ahí el nombre de la fuente.


La plaza tiene forma de anfiteatro y el escenario estaba rodeado por antiguos secaderos de pimiento, ahora rehabilitados.

 En la "Casa de Jeromín", el hijo bastardo que tuvo el Emperador con la noble Bárbara Blomberg, se crió como hijo del mayordomo D. Luis de Quijada y su esposa.


En la plaza mayor se continúan haciendo las fiestas. Porticada con columnas de piedra y algunas de ellas son del Monasterio de Yuste traídas de las reformas que se hicieron. Destaca en el centro una fuente con varios caños, típica en la comarca de la Vera.



En las afueras del pueblo se puede disfrutar de zonas de baño como Las Ollas (junto a las que se sitúa el puente romano) y el Bañaero. También hay zonas de gran riqueza natural, paisajes de bosques por donde discurre el agua. Robles, castaños, cerezos... en cualquier época del año podrás ver la diversidad de los parajes de estas tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario