viernes, 10 de abril de 2015

TIERRA DE GIGANTES: LOS MOLINOS DE CAMPO DE CRIPTANA, CIUDAD REAL

Uno de los capítulos más conocidos del Quijote: su lucha contra los molinos que imaginó gigantes.  Campo de Criptana es visita obligada en la ruta del Quijote.


Cuál fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos con el hidalgo caballero y su fiel escudero a las puertas de uno de los hasta 34 molinos que llegaron a existir en esta zona.


En lo alto del cerro los molinos más famosos de la literatura. Fuente de inspiración para Miguel de Cervantes.


El Molino " El Culebro"está dedicado a Sara Montiel, su paisana más internacional: aunque no es muy grande, hay cosas curiosas: 4 o 5 vestidos de prestigiosos diseñadores, que lució en eventos especiales; un busto realizado por el escultor Federico Collau y la última foto que se hizo James Dean antes de morir, que justamente fue con ella. Todo entre portadas de discos fotografías, carteles de películas,...


Hay otros molinos, " Poyatos", "Lagarto", "El Pilón" "Sardinero", cada uno dedicado a una actividad distinta: Museo del Vino, poesía, labranza...
El primer domingo de cada mes hacen una demostración gratuita de su funcionamiento tradicional en el Molino "Burleta".


Sobre la sierra, y a las afueras del pueblo, destacan con su color blanqueados con cal. Son molinos del tipo “torre”, con una planta circular horadada de 12 ventanucos guía para la orientación del viento, que indicaba hacia dónde girar la cubierta cónica para que sus aspas aprovecharan el viento a conveniencia. Tienen tres plantas la superior con las piedras de moler y las inferiores de almacén y embalaje.


Hay un poco de jaleo a la hora de visitar algún molino o cueva (al menos, nosotros lo tuvimos); ya que además de la oficina de turismo, hay otra en un molino que es independiente y no pertenece al ayuntamiento. Nosotros fuimos a la "oficial" y compramos allí unas entradas para varias visitas (el museo de Sara Montiel y una cueva). Después de ir a la cueva que nos indicaron y estaba cerrada; volver, ir a otra (con cartelito de vuelvo enseguida o llamen a este tel....) y con un poco de mosqueo ya... dispuestos a irnos, vino la mujer que resultó tener también que atender el molino abierto, con lo cual o se partía por la mitad o difícil tenia estar en dos sitios a la vez.
Allí visitamos la vivienda cueva que aún siendo muy pequeña tenía su gracia, sobre todo para las niñas. Si les hacía falta otra habitación, la hacían escarbando en la roca y arreglado.


La zona y las casas cercanas a los molinos están decoradas acorde, en blanco y azul.
Es curioso ver los autobuses llenos de japoneses con sus cámaras. La marca España y la ruta de Don Quijote tiene un éxito tremendo allí. Deberíamos tomar nota, porque el patrimonio que tenemos en España muy pocos lo superan.
Además, 2015, es el año del IV Centenario de la aparición de la segunda parte del Quijote y hay actividades que puedes consultar en la página Turismo Campo de Criptana.

¿Quién quiere transformarse en los protagonistas de la novela a más idiomas traducida?


No hay comentarios:

Publicar un comentario