martes, 8 de abril de 2014

Oviedo y la ruta de las estatuas

Nos alojamos en un hotel en las afueras. Algo difícil de encontrar la primera vez, luego ya fue coser y cantar. El H2 Los Fresnos ofrece la opción de media pensión, lo cual esta bien cuando viajas con niños.Las habitaciones eran muy amplias y cómodas. Con un gran televisor plano. Había un parque de columpios y una amplia terraza rodeada de árboles donde tomar algo mientras los niños juegan.
Las cenas no son gran cosa. Hay dos primeros, dos segundos y un par de postres para elegir. Pero bien en cuanto a cantidad y calidad se refiere. El desayuno es buffet y muy completo. Recomiendo la tortilla de patata.


Nuestra visita a Oviedo fue un juego para ellas: La ruta de las estatuas. A ver quien las localizaba. Aquí hay algunas de ellas.  Las demás las tendréis que buscar vosotros.



La lechera


La Regenta




Había una exposición de la Sábana Santa frente a la catedral, a la cuál entramos. Suscitó mucha curiosidad en las niñas.
 Dimos una vuelta por el centro. La plaza de Fontán y sus alrededores son muy señoriales. En dicha plaza se continua en nuestros días haciendo el mercado los jueves, sábados y domingos.

Casi, casi toco


Plaza de Fontán
Hay multitud de parques y áreas recreativas.
El céntrico parque de San Francisco hace las delicias de cualquier niño. Estanques, fuentes, zonas de columpios, tirolina, mesas de ping-pong, zona vallada para deportes con pelota,...
No sé cuantas veces se tiraron las niñas de la tirolina. A la peque le daba un poco de impresión, pero después de lanzarse una vez no había quién la parase.


Parque de San Francisco
En la tirolina

¡Qué gracia!,a lo Marilyn
Pasear por el centro con sus tiendas y múltiples terrazas es un gustazo (incluso conseguí comprar algo con ellas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario