jueves, 20 de marzo de 2014

Un día de Fallas en Valencia.


Quisimos aprovechar el buen tiempo del sábado para pasear por Valencia a ver las Fallas. Y eso es lo que debió de pensar la mayoría de la gente porque nunca había visto tanta gente en Valencia.
Cogimos el tren con la ilusión que ese medio de transporte hace a los niños. Los precios desorbitados y, por lo que tengo entendido por conocidos que lo cogen casi a diario, aumentados por Fallas y más si es fin de semana. 45 euritos los cuatro  por 60km.

Estación del Norte (Valencia)

 Pero te consuelas pensando que el centro esta cortado, que si parking, que si gasolina...bueno, al menos nos llevamos los bocatas con lo que enseguida te ahorras un dineral. Aunque siempre cae algún heladito y alguna otra cosilla...
Al bajar del tren el tumulto de gente era tal que parecía que no saldríamos nunca y más cuando llego el tren de la vía de al lado y empezó a bajar la gente por el mismo andén. Faltaban dos horas para "la mascletà" y ya iban todos hacia la plaza del ayuntamiento.

Como el plan no era quedarnos dos horas plantados con las niñas hasta que empezara pues nos dedicamos a ver Fallas.


Globotada

Falla infantil
Muchos personajes por todas las calles

Falla infantil
Preparando la comida en un gran caldero








Era el día de la "plantá" y aunque las infantiles ya estaban completas fue bonito ver como con grandes grúas y muchos cuidados iban rematando las grandes. Inmensas, altísimas.





Plantà
En una falla hicieron una globotada para los niños, que consiste en empezar a explotar los globos con palillos y suena como una mascletà.
La aglomeración por la zona ya empezaba a ser estresante, así que caminamos en dirección contraria a donde la gente se encaminaba, eso sí, con mucho civismo, control y tranquilidad. Y es que estas fiestas se viven con gran intensidad.
Sin saber cómo acabamos otra vez en la estación. Hasta allí estaba la gente parada esperando "la mascletà", increíble.

Detalle de azulejos dentro de la estación
Vista de la plaza de toros desde la estación


Si vais os recomiendo calzado muy cómodo (dispuestos a andar), agua y llevar algo de comer te evitará colas y esperas... aunque hay puestos callejeros por todas partes. Y no perdáis de vista a los niños, porque es fácil despistarse. Vi a un señor que los llevaba atados con arneses.















Por la calle disfrutarás de charangas, batucadas, mercadillos, "paraetas" y todo tipo de puestos callejeros.
No os marcheis sin probar los típicos buñuelos o el chocolate con churros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario