lunes, 27 de enero de 2014

Un día en el cercano Oeste...

En Almería hay un lugar que no debe perderse ningún vaquer@ o indi@ : Parque Oasys.
 Un lugar en el que te verás transportado a otra época y a otro lugar. Quizás creas que eres un indio, un vaquero, un forajido, un sheriff o una bailarina de can-can...


Pero, además de esto, podrás viajar en trenecito o dando un paseo viendo animales, metiéndote en una cueva de murciélagos, viendo a los divertidos papagayos que son capaces de reconocer formas y de ir en bicicleta...
 O, si eres muy valiente, meterte en el terreno de las serpientes y todo tipo de reptiles...¡no podían faltar en un desierto, claro!.

 Si vas en verano, no hace falta pasar calor, ya que hay un pequeño parque acuático donde refrescarte cuando desees. ( Junto al Restaurante Arizona)
No te asustes si oyes disparos, seguramente sea algún robo al banco, una persecución de forajidos o algún ladronzuelo que escapa de la cárcel. (Donde también nosotras nos metimos)

Luego, tomate algo al bar para ver a las simpáticas bailarinas.


 




Nosotros, al hospedarnos en el hotel Playadulce (cadena Playa Senator) pudimos comer en el buffet  sin perder la comida del hotel, ya que existe un acuerdo entre ambos para los que tienen media pensión, pensión completa (solo te cobrarían las bebidas)o todo incluido (esta opción te puede incluir la entrada al parque también). No olvides antes comunicarlo en recepción. De todas formas si a la entrada compras el ticket para el buffet, te puedes beneficiar de algún descuento. Los precios van desde los 17 el adulto a los 10 euros de los niños (a partir de 3 años) con bebida incluida.
 Pero si te apetece una hamburguesa, pizzas,... tienes abierto el chiringuito en temporada alta.

Visita indispensable si te gustan los caballos son las cuadras. Puedes subir y hacerte fotos subida en ellos, en las diligencias, con las bailarinas... además son todos muy amables y simpáticos. Hasta nos hicimos amigas de una bailarina mientras veíamos el espectáculo del robo al banco. (Todo tiene truco como en las pelis)
Visitamos el poblado indio, y hasta la tumba de Billy "El Niño", el más temido forajido del Oeste.


 Antes de salir quisimos llevarnos un recuerdo. Mi hermana, como siempre, un animal de peluche. Yo, mi cinturón de pistolera con la placa de sheriff para poner un poco de orden si hace falta jejeje. Ah, y un collar con mi nombre.
Pero no pudimos pasar de largo sin hacernos unas fotos con ropa de bailarinas de can can.¡ Hasta plumas y botas de vaqueras nos pusimos!.
También hay columpios. Pasamos un día genial, ya que teníamos todo lo que nos gusta en un mismo parque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario