jueves, 30 de enero de 2014

Santillana del Mar


 Otro lugar que no os podéis perder, cuando visitéis Cantabria, es Santillana del Mar.
Más vale que vayáis temprano para poder aparcar bien. Es casi todo el pueblo peatonal, así que fuimos muy agusto.


Esta lleno de tiendecitas. Una de ellas, llegando a la Colegiata tiene un pequeño museo de juguetes al que puedes acceder completamente gratis.


Justo delante puedes almorzar por un euro, si no recuerdo mal, un gran vaso de rica leche y una porción de quesadilla casera.


El pueblo esta lleno de balconadas repletas de flores. Por ello está catalogado como uno de los pueblos más bellos de España. No olvidéis haceros la típica foto con el bisonte. Jajaja .


Por la izquierda de la Colegiata salimos a un prado lleno de ponis y caballos. Mamá nos tenía preparada una sorpresa: una vuelta en poni. Me encantan.
 
 Y no os preocupeis de la comida. Santillana está repleta de buenos restaurantes con menús caseros que harán la delicia de cualquier gourmet. Nosotros lo que solemos hacer es pedir un menú para las dos o un plato combinado, porque no comemos como un adulto, aunque casi casi...
En Santillana hay un pequeño zoo también, pero al día siguiente ibamos a ir a Cabárceno, así que lo dejamos estar.
 Lo que no pasamos por alto fueron las cuevas de Altamira. Consultar antes los horarios de los talleres aquí. Gratuitos con tu entrada. No olvides que los lunes está cerrado.

Pintando un bisonte en Altamira
Al entrar es muy fácil imaginarse la vida de esa cueva en la prehistoria, porque lo ves en un holograma con láser.
Si llevas carro de bebé no te preocupes porque esta todo muy adecuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario