jueves, 12 de diciembre de 2013

GIJÓN

¿Qué hacer en Gijón con niños? ¿Por dónde empiezo? ¿En un sólo día? Buffff... hace falta más tiempo.
Pero os contaré nuestra visita.
La primera parada fue en la oficina de turismo, ya que por internet me informé de unos bonos que incluían visita más menú en el Aquario. Fue todo un acierto.
La visita está genial. Vas pasando por zonas. Hay una sala donde se simula el oleaje (qué susto se dio la peque cuando de repente salió una ola detrás de ella. Jajaja, no se lo esperaba), en otra vimos cómo daban de comer a los tiburones (consultar el horario) y la explicación resultó de lo más didáctica.También hay un espacio en el que pareces estar en una gruta-cueva (con su pintura rupestre y todo) y ves los peces pasar desde abajo.


 Buscando la zona Toca - Toca llegamos a la salida. ¡Nos la habíamos pasado! Nos tocó volver a meternos e incluso subir las escaleras mecánicas al revés (anda que no me costó...) A las niñas les divirtió, a mi no tanto...
¡Resulto ser la parte dónde les había reñido por meter la mano en el agua! Ya me parecía raro que estuviera tan al alcance de los niños... Cogieron hasta una estrella de mar. Esta zona es genial. Con lo curiosos que son y poder tocar lo que normalmente les prohibimos... No olvides sacar la cabeza por las pequeñas cúpulas , parecerás un submarinista.(abstenerse muy altos o los que padezcan de la espalda)
Después la comida en el restaurante del acuario(Muy bueno todo), con esas vistas y las gaviotas volando tan cerca, es como flotar sobre el mar.

Vistas desde la terraza de Aquario


Visitamos el museo del ferrocarril, que esta muy cerquita, subieron y bajaron cuanto quisieron y se fotografiaron en casi todos.
"-Ahora yo soy el maquinista y tú la viajera..."
Al salir jugaron un rato en los columpios (tipo barco) mientras esperábamos al bus turístico para visitar las zonas más lejanas sin tener que coger el coche (te informarán en Información y turismo , dónde también puedes consultar días rebajados y paradas). Mientras escuchábamos las historias de la audio guía (hay también para niños).


Bajamos junto a la plaza del marqués, tomamos un helado y por Cimadevilla (casco antiguo de la ciudad) fuimos subiendo hasta llegar al famoso Elogio del Horizonte de Chillida para disfrutar de las vistas, echarnos (incluso rodar) por el césped y descansar. Aquí no descuidéis a los niños.


Continuamos y llegamos a la Iglesia Mayor de San Pedro donde visitamos las Termas Romanas. Las niñas no paraban de hacer preguntas . Como dice la mayor: ¡es que me encanta todo lo que es viejo!


Les llamó mucho la atención que la marea hubiera subido tanto que donde estaban hace un rato con las toallas ahora llegaran las olas hasta las escaleras del Paseo de la Playa de San Lorenzo, siempre lleno de gente y músicos callejeros.
Para acabar, os diré que no podéis dejar de pasar y comer por Terra Astur (Casi frente al Aquario). Si no están ocupadas podéis cenar dentro de un gigantesco tonel.El techo totalmente lleno de botellas de sidra es muy original.
 La sidra se escarcia por todas partes, los platos con grandes cantidades, riquísimo y una carta tan extensa que no sabrás por que decantarte.


 También tienen tienda propia por si te quieres llevar productos de buenisima calidad.

Estamos deseando volver, porque siempre se nos quedan lugares en el tintero, el parque Isabel La Católica, La Laboral, El jardín Botánico,...consultar la web de Gijón con niños desde aquí antes de salir, os dará más ideas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario