lunes, 17 de junio de 2013

MADRID

Dicen nuestras hijas que les encanta Madrid y de mayor quieren vivir allí. Es la ciudad que más veces han visitado y ofrece muchas actividades para el turismo familiar. 

A las peques les gusta mucho ir a los hoteles, el metro, comer un helado mientras paseamos por la Gran Vía... Cerca, en la plaza Callao (donde siempre hay mucha gente) hay un edificio donde todas las ventanas cambian de color al mismo tiempo.

                                  
 ¡¡¡¡El parque de atracciones es genial!!!!!
Y hay bastante sombra. En la montaña rusa infantil lo pasamos en grande y pueden subir solas. Bajar y volver a subir, y así hasta que se cansan. Las colas no son tan agobiantes como en otros sitios y las actuaciones las podemos ver ¡en primera fila!
Esta última vez subimos a los rápidos, donde en el anterior viaje no dejaron a la peque porque aún no media 1,20 (aunque se puso de puntillas jijiji, pero no coló), también a Los Fiordos. Nos mojamos de los pies a la cabeza. ¡Menos mal que mamá ya lo sabía y nos trajo ropa para cambiarnos.!

En esta ocasión, dormimos en el hotel Petit Palace Arturo Soria, de la cadena High tech hoteles.
Nada más llegar nos regalaron unas pelis de dibujos, la habitación era chulísima.¡Con un ordenador y todo! Una bici para que papá hiciera gimnasia y la ducha de hidromasaje en la que te podías sentar. Cerca había un pequeño centro comercial y casi delante un parque. A pocos metros está la parada de metro de Ciudad Lineal.
El coche no lo cogimos para nada y como el parking era gratuito... ¡no tuvimos que gastar un pastón!(Los parkings de Madrid son muy caros). Es mejor ir en metro y olvidar el coche. El chico de recepción era muy amable y nos explicó muchos horarios, paradas de metro, autobuses...


Al día siguiente fuimos al Parque Europa de Torrejón de Ardoz (en autobús). Es muy guay.  Hay atracciones: ponis, barcas, la mujer gigante,parques con toboganes espectaculares... ¡Hasta está la Torre Eiffel!.También esta la Font de Trevi, ¡aprovechamos para refrescarnos! (Pillamos un día de ola calor ese día). El puente de Londres, la Torre de Belém de Portugal...en fin, un monumento de casi todas las grandes ciudades europeas.
http://www.parque-europa.es/


En Madrid hay que visitar el Parque del Retiro. Nos encantan esos jardines. Decidimos comer allí porque se nos hizo tarde, pero no volveremos. Las niñas pidieron macarrones y estaban agrios.
Muchos domingos por la mañana hacen títeres o teatro. Entramos en el Palacio de Cristal, vimos ardillas, patos, tortugas... jugamos en los columpios, nos tumbamos en la hierba y veíamos entre las ramas de los arboles como entraban los rallos del sol.
Por la tarde pensamos en ir al Museo del Prado, a partir de las seis es gratuito, y los niños con un ratito tienen suficiente, que luego se aburren. Reconocerán cuadros que salen en sus libros del cole y en el mostrador de información suelen tener cuadernillos de actividades para los más pequeños.


En Madrid no hay lugar para el aburrimiento.


NOTA: Este post no está patrocinado ni hemos recibido compensación alguna. No tenemos ningún tipo de conexión con la empresa. Mi opinión es independiente. Basamos nuestro blog en experiencias propias y reales. Si hay criticas, son constructivas y respetuosas. 

1 comentario: